ATLETISMO Atletismo -  25 de julio 2022 - 10:30hs

Mundial de Atletismo 2022: Joven estrella sueca brilló en salto con garrocha

Armand Duplantis consigue el récord mundial de salto con garrocha y conquista el oro del Mundial de Atletismo 2022.

El sueco Armand Duplantis, la superestrella del salto con garrocha, batió este domingo su propio récord mundial con una marca de 6,21 metros para ganar el oro del Mundial de Atletismo 2022, el único título que faltaba en su legendario palmarés.

Duplantis firmó una nueva hazaña en su país natal al saltar 6,21 metros en su último intento, superando por un centímetro el récord que logró en marzo al ganar el oro del Mundial de pista cubierta de Belgrado.

El campeón olímpico ya había dejado atrás a sus competidores y tenía asegurado el título, pero culminó su actuación con otra de sus gestas que puso el broche de oro al primer Mundial celebrado en territorio estadounidense.

Las gradas del Hayward Field de Eugene (Oregón) estallaron de júbilo y un extasiado Duplantis celebró el logro con una espectacular voltereta.

"Hay que dejar lo mejor para el final", dijo un sonriente Duplantis sobre la programación de su final para el cierre del evento. "Estoy contento de haberlo conseguido en esa situación porque había mucha presión. Era el único compitiendo en la pista y me alegro de haber hecho una buena actuación y dar un buen show".

El estadounidense Christopher Nilsen se hizo con la plata, al igual que en los Juegos de Tokio-2020, y el filipino Ernest John Obiena con el bronce, ambos con saltos de 5,94 metros.

El brasileño Thiago Braz, campeón olímpico en Rio de Janeiro-2016 y bronce en Tokio-2020, concluyó en cuarto lugar con 5,87m.

A sus 22 años, Duplantis suma su primer oro mundial a una vitrina en la que ya tiene títulos de campeón de Europa (Berlín-2018), olímpico (Tokio-2020) y del Mundial de pista cubierta (Belgrado-2022).

El del domingo es su quinto récord mundial y el tercero en 2022. Antes de la aparición del sueco, el récord pertenecía al francés Renaud Lavillenie (6,16 metros en 2014), que fue quinto el domingo a los 35 años.

Representando a Suecia, el país de su madre, Duplantis nació y creció en la ciudad estadounidense de Lafayette (Luisiana).

"No está mal", bromeó Duplantis tomando el micrófono ante sus aficionados. Ustedes "me han dado una buena energía para ayudarme a salir adelante. Ha sido precioso, me encanta Eugene".

Deuda saldada

Con este triunfo el sueco se quitó la única deuda que tenía pendiente, tras su decepcionante plata en el anterior Mundial de 2019.

En aquella ocasión fue batido por el estadounidense Sam Kendricks, quien no pudo intentar defender su título en Eugene por una reciente cirugía.

En la final de Eugene, Duplantis superó primero los 5,70 metros y necesitó de dos intentos para pasar el listón de los 5,87.

A partir de ahí aceleró con 5,94, 6,00 y 6,06, todos al primero intento. Con esta última marca batió por 1 centímetro el anterior récord de los Mundiales, establecido por el australiano Dmitri Markov en Canadá en 2001.

En ese punto Duplantis ya tenía el oro de Eugene asegurado y redobló la apuesta para atacar la frontera de los 6,20m.

Duplantis falló su primer intento pero, con tiempo para recomponerse mientras se disputaba la última carrera de los relevos 4x400, el sueco acaparó la atención de todo el estadio y superó el hasta ahora inalcanzable listón de los 6,21m.

El récord mundial del sueco bajó el telón a los 10 días de competencias del Mundial de Eugene.