MUNDIAL SUB20 Noticias -  3 de junio 2015 - 15:27hs

Mundial Sub-20: Argentina y un gana o muere ante Austria

Argentina jugará una verdadera final ante Austria, el viernes por la tercera y última fecha del grupo B del Mundial Sub-20 en Wellington (4h00 GMT), donde el único resultado que le sirve es la victoria para seguir con vida en NuevaZelanda-2015.

El campeón sudamericano, uno de los candidatos al título antes del inicio de la vigésima edición mudialista que encaró soñando con levantar su séptima corona, tuvo un arranque flojo en el torneo con un empate 2-2 contra Panamá y una derrota 3-2 contra Ghana, que lo dejó contra las cuerdas, antes de su último compromiso para acceder a octavos de final.

Ghana y Austria lideran la tabla con cuatro unidades, mientras que argentinos y panameños la cierran con un punto.

Enfrente tendrá a Austria, un equipo de corte bien europeo, físico y sin demasiado vuelo que lastima con su juego aéreo y regala poco espacio al rival. Con esa fórmula logró sumar sus cuatro puntos, al igualar 1-1 con Ghana, que le empató de penal en el último minuto, y una victoria 2-1 contra los panameños, en Wellington.

"Este grupo tiene coraje, le gustan los desafíos y ha sabido responder a las adversidades", afirma el portero Augusto Batalla, uno de los líderes del equipo que confía en seguir camino en el certamen.

"Sabíamos que veníamos a un torneo muy difícil, con equipos que son fuertes físicamente, y si bien no esperábamos sacar apenas un punto de los primeros seis, nos deja tranquilos que logrando una victoria contra Austria pasamos de ronda", añadió al sitio de la AFA.

- Mayor efectividad -

Lo mismo piensa su entrenador Humberto Grondona, quien pese a la derrota contra los ghaneses quedó conforme con la reacción de sus chicos sobre el final que les permitió achicar de un 0-3 a un 2-3 que levantó la moral de cara al último compromiso. "Seguimos dependiendo de nosotros y eso es lo bueno, si ganamos pasamos. Pero tenemos que hacer los goles, porque contra Ghana generamos varias situaciones de gol y no las concretamos", apuntó Humbertito.

Ese mensaje seguramente les bajará a sus delanteros, empezando por Gio Simeone, hijo del entrenador del Atlético Madrid, el Cholo, quien llegó a tierra neozelandesa con la ilusión de pelear la Bota de Oro y ha marcado apenas un tanto. En el Sudamericano de Uruguay-2015 había marcado nueve y tuvo una mucho mejor conexión con al as de Argentina, Ángel Correa, autor de un doblete contra los panameños.

Pero el seleccionador austríaco Andreas Heraf piensa que sus pupilos pueden maniatar ese ataque y presionar en toda la cancha, como lo vienen haciendo hasta el momento.

"Los chicos juegan a una velocidad increíble no sólo en los partidos, sino también en cada entrenamiento y queremos repetir eso en cancha", afirmó el timonel austríaco.

Argentina disputa su decimocuarta Copa del Mundo, después de su sorpresiva ausencia en Turquía-2013, por lo que una eliminación prematura en la fase de grupos supondría una otro duro golpe para su reputación.

De hecho, la única vez que los argentinos disputaron un Mundial y no pasaron la primera fase fue en Portugal-1991, en aquel torneo que terminó en escándalo para el plantel albiceleste por actos de inconducta y agresión.

FUENTE: AFP