Deportes

Un renovado Michael Vick capta atención dentro y fuera del juego

FILADELFIA (AP). Tiene un nuevo patrocinio en televisión, menciona su deseo de tener un perro como mascota y, en una ciudad que idolatra a sus estrellas del deporte, Michael Vick se está convirtiendo en la más grande de todas.

Es la comidilla de todos. Sea la actriz Whoopi Goldberg y las mujeres del programa "The View" o el locutor deportivo Chris Berman y los ex deportistas en ESPN, todo mundo opina de Vick en estos dí­as.

Las noticias sobre el extraordinario regreso del quarterback estelar ha capturado la atención general y trascendido el deporte.

En la semana en que se alista para su partido más importante en varios años _los Eagles de Filadelfia (9-4) visitan el domingo a los Giants de Nueva York con el primer lugar de la división Este de la Conferencia Nacional en juego_ el ojo de los medios ha estado en el deseo de Vick de poseer un perro y en su primer contrato de promoción desde que salió de prisión por participar en peleas de perros.

Pero como lleva todo un año, Vick se lo toma todo con calma.

"No puedo controlar de lo que la gente habla", dijo Vick a The Associated Press el jueves, "pero puedo asegurarme de que hago todas las cosas correctas".

A decir de todos, desde compañeros de equipo y entrenadores hasta quienes lo acompañan a diario, Vick ha estado haciendo justamente eso. Ha trabado con intensidad para recuperar su buena imagen al tiempo que se gana cada dí­a el apoyo de más personas.

Ha pasado de ser vilipendiado a bien querido en Filadelfia, y también fuera de la ciudad. Vick encabeza la votación de los aficionados para el Pro Bowl, en un indicio de que numerosas personas lo han perdonado por las peleas de perros que lo enviaron 18 meses a la cárcel.

Ahora, Vick ha conseguido un patrocinio de Woodbury Nissan, una empresa distribuidora de vehí­culos en el cercano estado de Nueva Jersey. En el comercial de televisión surgió el lado ligero de Vick. Es mostrado cuando "firma" el contrato con la empresa, y arroja las llaves tan fuerte a un vendedor que le lastima la mano.

Vick no es ajeno a los patrocinios. Cuando era una megaestrella con los Falcons de Atlanta, los publicistas recurrí­an a Vick para vender videojuegos, zapatillas deportivas y otros productos. El nuevo comercial podrí­a ser el primero de más contratos, una oportunidad que muchos consideraron perdida para Vick después de la prisión.

"Creo que hice muy bien", dijo de su actuación. "Eso no es lo que hago, pero puedo hacerlo si quiero. Uno puede hacer todo lo que pone en su mente".

A principios de semana, Vick atizó el debate cuando volvió a expresar la intención de tener un perro. Las autoridades judiciales le prohibieron al quarterback de Filadelfia poseer perros en un año y medio, pero desde que salió de la cárcel ha dicho que tiene un interés auténtico en los animales y que le gustarí­a llegar a tener una mascota algún dí­a.

"No soy un psicópata. No estoy loco. Soy un ser humano", dijo Vick a la AP. "Lo que hice en mi pasado y lo que hice en la cultura en que crecí­ no me hace y no me forma como la persona que soy ahora. No se me permite, pero lo que digo es que me gustarí­a poder porque mis hijos me lo piden todos los dí­as. Es más por ellos que por mí­".

Vick guió el 21 de noviembre a los Eagles a la victoria 27-17 sobre Nueva York. Sabe de la importancia de vencer otra vez a los Giants debido a que el perdedor posiblemente tenga que lidiar por un lugar como wild-card y jugar como visitante en los playoffs.

"Todos conocemos la magnitud del partido. Sabemos que es importante", dijo Vick.

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: