Fútbol Fútbol -  27 de diciembre 2011 - 14:00hs

Simeone no se asusta ante los problemas del Atlético

MADRID (AP). Diego Simeone encuentra al Atlético de Madrid más cerca del descenso, pero el flamante técnico no se asusta con el reto y señaló que su objetivo es que el club español vuelva a los primeros planos.

Simeone fue uno de los baluartes de la última era de gloria del Atlético, cuando el equipo se consagró campeón de liga y de la Copa del Rey en 1996. Desde entonces, el rendimiento del equipo "colchonero" ha sido marcado por altibajos, en los que los fracasos superan con creces las alegrí­as en la liga.

"La responsabilidad es enorme, pero no me asusta, me ilusiona", dijo el técnico argentino al ser presentado el martes en el estadio Vicente Calderón. Sé la exigencia que tiene el Atlético, no me asusta, todo lo contrario, me entusiasma".

"Cuando dejé el fútbol me puse como objetivo volver aquí­ como entrenador", añadió el ex volante de marca. "Aquí­ estamos para recuperar un poco de lo que siempre tuvimos".

Simeone firmó contrato para dirigir al Atlético hasta el final de la temporada 2012-13, luego que el ex técnico Gregorio Manzano fuera despedido la semana tras la prematura eliminación del club, a manos del Albacete de la tercera división, en la Copa del Rey.

El entrenador dirigirá su primera práctica el jueves con miras al próximo duelo del Atlético, el 7 de enero, ante el Málaga.

Simeone confirmó que su compatriota Germán Burgos, ex arquero del Atlético, será su asistente.

"Vamos a ponerle toda la ilusión y el trabajo y las caracterí­sticas que siempre nos han marcado como futbolistas y entrenadores", afirmó Simeone, de 41 años.

Tras la salida de los delanteros Sergio Agüero y Diego Forlán al término de la pasada temporada, el Atlético ha tenido una dispareja campaña. Cuando se aproxima el punto medio de la liga, se encuentran en el décimo lugar de la tabla del campeonato española, apenas cuatro puntos por encima de la zona de descenso.

"Estos seis meses no han sido de lo mejor, pero se ha construí­do un plantel para conseguir los objetivos", resaltó Simeone.

Pero esquivó mencionar objetivos concretos para un club que arrancó la temporada con ambiciones de figurar entre los cuatro primeros y clasificarse a la próxima Liga de Campeones.

"El Atlético siempre tiene la mayor exigencia, pero me enfoco en el partido de Málaga, me fijo en la realidad, no podemos pensar más allá de lo tenemos mañana".

Como primera tarea, Simeone tratará de reanimar el nivel de un equipo que fuera de casa ha sido un desastre. Con Manzano al frente, apenas sumó un punto en siete partidos como visitante en la liga.

El equipo cuenta con figuras como el delantero colombiano Radamel Falco, el volante creativo brasileño Diego y el extremo turco Arda Turan.

En cuanto al estilo de juego, Simeone quiere que el equipo sea fiel a su caracterí­stica de equipo que opta por el contragolpe.

"Me gusta un equipo agresivo. Me encantarí­a poder ver lo que en la historia siempre fue el Atlético, un equipo fuerte, aguerrido, que sea contragolpeador, veloz", sostuvo.

También evitó hablar sobre la continuidad del delantero español José Antonio Reyes, de quien se dice podrí­a irse cuando el libro de pases se abra en enero.

"Todos se merecen la mayor atención. Me interesa contar con los jugadores que quieran estar. Conversaremos, estamos abiertos a tener a los mejores y Reyes es muy importante y ojalá que se pueda encontrar esta situación, la que necesitamos del lado de la exigencia y la que él nos puede dar como jugador", indicó.

Como técnico, Simeone sacó campeón a Estudiantes y River Plate en Argentina. Esta es su segunda experiencia en Europa, luego de dirigir al Catania italiano durante la segunda parte de la pasada temporada. Renunció como timonel del Racing Club argentino la semana pasada.

FUENTE: Agencia AP