CHAMPIONS LEAGUE Champions League - 

Champions League: ¿El Barça se ha convertido en un 'pequeño' de Europa?

El FC Barcelona por segunda temporada queda eliminado en fase de grupos de Champions League y jugará la Europa League.

Eliminado de la Champions League en la fase de grupos por segundo año consecutivo, el FC Barcelona, a pesar de sus refuerzos para esta temporada, sigue perdiendo dinero y prestigio, y ve su condición de mastodonte europeo fracturarse todavía más.

¿El Barça se ha convertido en un 'pequeño' en Europa?

En la cumbre del continente hace una década, con su juego de toque orquestado por Pep Guardiola y ejecutado por Lionel Messi, Andrés Iniesta y Xavi Hernández (el actual entrenador del club), este club se ve forzado a 'consolarse' por segundo año consecutivo con la Europa League.

El FC Barcelona sigue formando parte de los cinco clubes más ricos del mundo. Según el estudio Football Money League publicado anualmente por la consultora Deloitte, el Barça generó 582 millones de euros (583,4 millones de dólares) de ingresos en 2020-2021, es decir, más que el PSG, Liverpool o Chelsea.

Su estadio Camp Nou sigue siendo el más grande de Europa (99.000 localidades) y está en remodelación. Su centro de formación, la famosa Masía, se mantiene entre los mejores del mundo y de él salen cada año algunos de los mejores talentos del mundo como Pedri o Gavi, los dos últimos ganadores del trofeo Kopa.

Junto al Real Madrid, el Barça es el club más seguido en redes sociales con unos 260 millones de seguidores (frente a unos 280 millones del Real Madrid).

Un golpe

Pero, sobre el césped, no todo pasa como estaba previsto a pesar de las palancas económicas activadas, el colosal contrato de patrocinio firmado con Spotify, una parte de activos hipotecados, los 143 millones de euros (143,4 millones de dólares) gastados y los siete jugadores fichados en el inicio de la temporada, los azulgranas volvieron a ser eliminados en la fase de grupos de la Champions por segundo año consecutivo.

Esto no había ocurrido desde la temporada 1998-1999, hace 24 años.

Un terrible golpe respecto al gran rival merengue, que venció al Barça 3-1 en el último Clásico liguero del 16 de octubre y hace temer lo peor para el resto de la temporada, tras el Mundial de Qatar.

La temporada pasada, la eliminación de la Champions dio la puntilla a un Barça, ya tocado por la salida de su emblema Lionel Messi al PSG y por múltiples seísmo económicos e institucionales. Y los catalanes cayeron (3-2, 1-1) en cuartos de final de la Europa League contra el futuro vencedor de la competición, el Eintracht de Fráncfort.

Ingresos perdidos

Más allá del aspecto moral, esta eliminación prematura tiene un coste.

El 9 de octubre, en la asamblea general del Barça, los dirigentes presentaron un presupuesto para la temporada actual previendo unos ingresos de 1.255 millones de euros (1.258 millones de dólares) asumiendo que el equipo llegaría al menos hasta cuartos de final de la Champions.

Al caer en la fase de grupos, el Barça no recibirá las primas pagadas por la UEFA: 9,6 millones de euros (9,61 millones de dólares) por pasar a octavos y 10,6 millones de euros (10,61 millones de dólares) por llegar a cuartos.

En total, dejará de ingresar al menos 20,2 millones de euros (20,23 millones de dólares) que no se recuperarán ni en caso de ganar de la Europa League (el total de su recorrido hasta la victoria supondría 14,4 millones de euros/14,42 millones de dólares).

Sin hablar de los ingresos perdidos en la fase de grupos de la Champions por los malos resultados (3,6 millones de euros, 3,60 millones de dólares) recibidos sobre 10,8 (10,81) posibles por cinco victorias en cinco partidos. A ello se suman las pérdidas en taquilla y artículos comerciales, ya que los partidos en Europa League podrían generar menos interés que los grandes encuentros de Liga de Campeones.