Deportes 15 de junio 2010 - 18:00hs

Entrevista AP: Marinera impertérrita, pese a aventura peligrosa

PARIS (AP). La adolescente californiana de 16 años cuyo sueño de navegar en solitario alrededor del mundo fue interrumpido por enormes olas que destruyeron el mástil de su embarcación dijo el martes que le encanta navegar en bote de vela y que espera poder lograr su sueño algún dí­a.

En una entrevista exclusiva con The Associated Press, Ay Sunderland defendió a sus padres, que han sido criticados intensamente desde que la joven se topó con un violento oleaje el jueves en una parte remota del Océano Indico. La ruptura del mástil desató una búsqueda de 20 horas y culminó con su rescate por parte de un barco pesquero francés.

La aventura "puede parecer algo loca, pero lo cierto es que esa gente no me conoce. Si me conociesen, no estarí­an criticando mi edad", dijo Sunderland.

La adolescente habló por teléfono desde las remotas Islas Kerguelen, al norte de la Antártida, donde el barco que la rescató hizo una breve escala el martes en ruta a la Islas Reunión, donde tendrá una verdadera reunión con su familia.

"Mucha gente me está juzgando sobre la base de los patrones que tienen para sus hijos adolescentes y otros adolescentes a los que conocen ... y está pensando 'ella es exactamente como los otros'", dijo Sunderland. "Ellos no entienden que yo he navegado toda mi vida y sé lo que estoy haciendo allí­ en el mar", agregó.

"Tormentas y mal tiempo es algo que a lo que uno se arriesga cuando navega alrededor del mundo. Yo estaba dispuesta y mis padres lo sabí­an", dijo.

El año pasado, el hermano de Abby, Zac, se convirtió brevemente en la persona más joven en navegar en solitario alrededor del mundo, cuando tenia 17 años. Ese récord pertenece ahora a la australiana Jessica Watson, de 16 años, que completó su viaje en mayo.

Sunderland, cuyo padre es un constructor de barcos y tiene una compañí­a de yates, partió el 23 de enero a bordo de su embarcación Wild Eyes desde Marina del Rey, en Los Angeles, pero tuvo problemas con el equipo al poco tiempo de iniciada la travesí­a y tuvo que abandonar el objetivo de fijar un nuevo récord en abril. Pese a todo, prosiguió para completar el viaje.

Perdió contacto por satélite con su familia el jueves, tras toparse con fuerte oleaje en una parte remota del océano Indico. Antes de perder contacto, reportó que su yate estaba siendo sacudido por olas de hasta nueve metros (30 pies). La joven encendió sus radiofaros de emergencia y fue rescatada el sábado a 3.200 kilómetros (2.000 millas) al oeste de Australia.

FUENTE: Agencia AP