Baloncesto Baloncesto -  10 de junio 2013 - 19:30hs

Spurs han podido frenar a LeBron

SAN ANTONIO (AP). De algún modo, los Spurs de San Antonio han descubierto una fórmula buscada desesperadamente por los equipos de la NBA durante toda la campaña. Han ideado la manera de frenar a LeBron James.

Ya sea por el tremendo alcance de Kawhi Leonard, por la determinación de Danny Green o por la suerte de "criptonita" que Tim Duncan le aplicó al superhéroe de Miami, James no ha podido tener actuaciones espectaculares, Sin embargo, los Spurs regresan a casa para el tercer partido de la final de la NBA empatados en la serie a un triunfo por bando. Y quizás deben sentirse afortunados por haber dividido honores en Miami.

James promedia apenas 17,5 puntos por encuentro y ha tenido sus dos menores totales en ese departamento en lo que va de la temporada durante la final. Podría pensarse que ésa sería una receta segura para que los Spurs tuvieran una ventaja de 2-0.

Pero San Antonio necesitó de un disparo increíble del francés Tony Parker, cuando restaban 5,2 segundos del primer encuentro, para llevarse el triunfo. En el segundo, fueron apabullados pese a que el cuatro veces nombrado Jugador Más Valioso de la NBA anotó 17 unidades, fruto de apenas siete encestes en 17 disparos.

"Desde luego, LeBron es increíble", reconoció Parker después de la derrota por 103-84 ante el Heat, que empató la serie, donde se coronará el primer equipo que gane cuatro encuentros. "í‰l va a anotar, pero también están los otros jugadores, que son igual de grandiosos. No podemos controlar a todos".

James acertó una proporción sorprendente de 56,5% de sus disparos durante la temporada regular y embocó 103 triples. Es la primera vez que alguien anota tantos tiros de tres puntos con un porcentaje tan alto. La mejora en su puntería ha hecho de James un tren casi incontenible en la campaña. El Heat confiaba en que su astro pudiera contra cualquier tipo de esquema defensivo.

En 2007, el último año en que los Spurs llegaron a la final, ganaron su cuarto título, al vencer a los Cavaliers de Cleveland. En aquel entonces desafiaron insistentemente a James para que disparara desde lejos en vez de atacar el aro. Les funcionó maravillosamente, pues el astro, entonces incipiente, acertó apenas el 35,6% de sus tiros, y los Cavs fueron barridos en cuatro encuentros.

Los Spurs han utilizado esencialmente esa misma estrategia ahora. Leonard y Green se han repartido el marcaje, mientras que Duncan y el brasileño Tiago Splitter le han hecho la doble cobertura cada vez que James planea invadir la pintura. Hasta ahora, no ha aparecido la eficacia que mostró James en la temporada regular.

En el primer encuentro, logró un triple doble, pero sólo acumuló 18 puntos en 16 disparos, y el Heat cayó por 92-88. James atina apenas el 41,4% en tiros de campo y va de 8-2 en disparos largos en los dos primeros encuentros, en los que sólo ha intentado seis tiros libres. Se trata de un logro colosal de los Spurs frente al jugador más destacado de la NBA.

"Sé que llamo mucho la atención", dijo James. "Este equipo se ha conformado de una manera tal que, cuando eso ocurre, tenemos a otros jugadores que puede hacer las cosas".

Y ello ha impedido que San Antonio tenga la ventaja en la serie.

___

Jon Krawczynski está en Twitter como: http://twitter.com/APKrawczynski

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: