Fútbol Fútbol -  12 de julio 2011 - 00:00hs

América: A Batista le funcionan los cambios y Argentina vive

CORDOBA, Argentina (AP). Sergio Batista finalmente encontró la sociedad que necesitaba para Lionel Messi y para sacar a Argentina del pozo en la Copa América.

La limpieza que hizo entre los delanteros y los generadores de fútbol en el decisivo choque contra Costa Rica le rindió frutos al atribulado entrenador argentino. La Albiceleste, con dos goles de Sergio Agüero y uno de Angel Di Marí­a _dos jugadores que comenzaron en la banca en los dos primeros compromisos_, liquidó el lunes al juvenil plantel centroamericano 3-0 para clasificarse a los cuartos de final.

Batista quedó en el candelero desde el inicio mismo del torneo, cuando Argentina, con el mejor jugador del mundo de la actualidad y un muchos jugadores que brillan en los mejores clubes de Europa en sus filas, apenas le pudo empatar 1-1 a Bolivia. Los males se empeoraron en el segundo compromiso ante Colombia, ante la que empató sin goles en un partido que en el que jugó pésimo.

Las dos primeros formaciones que presentó el "Checho" Batista no rindieron frutos y causaron desconcierto, ya que no logró que el equipo generase fútbol desde el medio, con Esteban Cambiasso y Ever Banega, y que los delanteros Ezequiel Lavezzi y Carlos Tevez lograsen entenderse bien con Messi.

La falta de sintoní­a y de juego colectivo fue tal, que al propio Messi se le vio con gesto de hastí­o y preocupación en el anterior partido contra los colombianos, mientras que al mismo tiempo arreciaba el debate sobre por qué el astro del Barcelona no podí­a jugar con la magia con que lo hace en su club.

Entonces, Batista optó por barrer el sector del medio y ofensivo con el ingreso de Fernando Gago, Angel Di Marí­a, Agüero e Higuaí­n por Cambiasso, Banega, Lavezzi y Tevez, al que apodan el "jugador del pueblo".

Messi fue el único que sobrevivió a esos movimientos de Batista, y el lunes finalmente se floreó en la cancha del estadio Mario Alberto Kempes, jugando en armoní­a con el tridente de Di Marí­a-Agüero-Higuaí­n.

El genio del Barcelona metió los pases para el segundo gol de Agüero y para el tercero, obra de Di Marí­a.

A diferencia del final del partido anterior contra los colombianos en Santa Fe, los jugadores argentinos salieron en medio de los aplausos de los 57.000 hinchas que llegaron al partido.

Messi fue seleccionado al final como el mejor de la cancha, en lo que concordó la hinchada que lo vitoreó al final con el canto de "Olé, Olé, Olé, Meeesi, Meeesi...".

___

Juan Zamorano está en Twitter como @Juan_Zamorano

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: