Otros deportes -  3 de junio 2015 - 17:13hs

Lavillenie y Gatlin esperan confirmar su buen momento en Roma

¿Cielo azul o tormenta en Roma? El francés Renaud Lavillenie espera contar con la clemencia de la meteorología para intentar volar una vez más con su pértiga, mientras que el estadounidense Justin Gatlin correrá contra viento y marea el jueves en Roma, en la cuarta etapa de la Liga de Diamante de atletismo.

Lavillenie intentará cumplir un nuevo desafío en el recinto del estadio Olímpico: superar de nuevo los 6 metros, unos días después de haber conseguido la mejor marca mundial de la temporada con 6,05 metros, el pasado fin de semana en Eugene (Estados Unidos).

"Si las condiciones son las correctas, no hay ninguna razón para no lograr un 6 metros en Roma", analizó el plusmarquista mundial el lunes, antes de viajar a Italia.

El hombre que llegó a saltar 6,16 metros, el pasado año en sala en Donetsk (Ucrania), es el único atleta del mundo en haber ganado cinco ediciones de la Liga de Diamante y aspira a una sexta, su prioridad en este 2015 junto al Mundial de Pekín (22-30 agosto).

A principios de mayo se había lesionado en un hombro y se perdió por ello la etapa inicial del circuito en Doha, pero luego pudo recuperarse en Eugene. Roma debería ser ahora la confirmación.

"El primer objetivo en Roma serán los cuatro puntos de la victoria y aumentar la diferencia. Después, de cualquier manera, para ganar habrá que estar entre los 5,80 o 5,90 como mínimo", avanzó.

- Las dudas sobre Gatlin -

La pista romana tendrá otro de sus grandes momentos cuando Justin Gatlin salte para tratar de ganar los 100 metros, una distancia en la que se mantiene invicto esta temporada.

Los interrogantes no se han hecho esperar ante el buen momento del estadounidenses, que a sus 33 años corre más rápido que en su juventud, después de haber sido suspendido cuatro años por dopaje.

Empezó la Liga de Diamante de 2015 con un 9.74 en los 100 metros de Doha, el 15 de mayo, mejorando tres centésimas de segundo su récord personal.

Luego consiguió un 200 metros impresionante, con 19 segundos y 68 centésimas, igualando en Eugene el mejor tiempo de su carrera en la media vuelta de pista.

Entre las dos pruebas, una sombra, la de su ausencia en la reunión de Pekin despues de un malentendido con los organizadores.

Las miradas están ahora centradas en su actuación en los 100 metros de Roma, donde su gran rival será otro estadounidense, Mike Rodgers.

Gatlin está intentando demostrar que puede rivalizar con las figuras jamaicanas y acercarse cada vez más al récord mundial de la línea recta, que ostenta Usain Bolt desde 2009 (9.58).

En el triple salto, el cubano Pichardo espera seguir deslumbrando.

El viernes consiguio llegar a 18,08 metros en el Memorial Barrientos, en su país, mejorando en dos centímetros la mejor marca del año, que él mismo había establecido unos días antes en Doha.

La reunión de Roma tendrá especialmente alicientes en la competición femenina, con la presencia de la jamaicana Shelley-Ann Fraser-Pryce en los 200 metros.

Otra prueba que genera interés es el salto de altura femenina, con la española Ruth Beitia, las rusas Anna Chicherova, Irina Gordeyeva, Mariya Kuchina y Svetlana Shkolina, además de la croata Blanka Vlasic.

FUENTE: AFP