Deportes 29 de junio 2010 - 16:00hs

Arquero de Flamengo marginado por caso policial

RIO DE JANEIRO (AP). El arquero de Flamengo, Bruno, fue temporalmente marginado de los entrenamientos con sus compañeros del club más popular de Rí­o de Janeiro mientras se desarrolla la investigación sobre la desaparición de una mujer de 25 años en que la policí­a dice que el futbolista es sospechoso.

El arquero, cuyo nombre completo es Bruno Fernandes de Souza, debe ser interrogado en los próximos dí­as por la policí­a por la desaparición hace tres semanas de Eliza Samudio, una estudiante que afirmó que Bruno era el padre de un hijo suyo de cuatro meses.

El sitio oficial de Flamengo en Internet informa el martes que la presidenta del Club, Patricia Amorim, comunicó que el futbolista deberá trabajar por su cuenta mientras el equipo lo hace fuera de Rí­o de Janeiro.

La decisión fue por "problemas personales" del arquero, dijo Amorim, y aclaró que si se abre un proceso contra Bruno, deberá ser defendido por su abogado personal, no por el departamento jurí­dico del club.

La policí­a revisó detalladamente el domingo una residencia propiedad de Bruno en Belo Horizonte, en el estado de Minas Gerais, de donde el jugador es originario.

Diarios de Belo Horizonte y de Rí­o citan el martes declaraciones del jefe policial a cargo del caso, Edson Mauriera, quien afirmó haber encontrado "varios indicios que involucran a Bruno con la desaparición de la joven".

Rehusó especular, señalando que ello podrí­a perjudicar la investigación.

La delegada policial Alessandra Wilke, también parte de la investigación, habí­a anticipado el dí­a anterior a TV Globo que Bruno es sospechoso.

El jugador no ha comentado, pero el abogado de Flamengo Michel Assef Filho, dijo a la misma televisora que el jugador está tranquilo e insiste en que nada ha hecho. Si Bruno, de 25 años, es procesado, Assaf no lo defenderá

La policí­a dijo que hará nuevos registros en la propiedad del jugador en Esmeraldas, cerca de Belo Horizonte. Versiones de prensa indican que el lunes la policí­a halló ropas de mujer y pañales.

La investigación policial en torno a Bruno comenzó tras denuncias telefónicas anónimas de que la mujer habí­a sido golpeada por Bruno y dos amigos en esa propiedad. La joven habrí­a muerto y sus ropas habrí­an sido quemadas, según la delegada Wilke.

Sitios en internet de diarios brasileños publican el martes un ví­deo en que aparece la joven hablando tras hacer hace algún tiempo una denuncia por maltrato contra Bruno. Las versiones indican que la mujer habí­a interpuesto una demanda para tratar de comprobar la paternidad al jugador.

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: