Deportes 10 de julio 2009 - 10:09hs

Entrenador y jugadores de Titans dicen adiós a McNair

NASHVILLE, Tenesí­, EE.UU. (AP). El pastor de la iglesia a la que asistí­a Steve McNair y amigo suyo advirtió que no se debe juzgar al ex quarterback de la NFL, al recordarle a las personas en su funeral que no lancen la primera piedra cuando se hable de su vida fuera de la cancha.

El ex astro de los Titans de Tenesí­, quien estaba casado, fue asesinado a tiros en su apartamento la madrugada del sábado por su novia Sahel Kazemi, de 20 años, la cual se suicidó después.

"Deje caer su piedra cada vez que escriba sobre Steve McNair. Suelte su piedra cada vez que le enví­e un mensaje de texto a alguien más. Deje caer su piedra la próxima vez que escriba en la red social del Twitter. Suelten la piedra, ustedes en la peluquerí­a, en los salones de belleza, ustedes que caminan por la calle, suelten su piedra", indicó el obispo Joseph W. Walker III ante miles de personas, entre ellos familiares del ex quarterback, aficionados y más de 50 ex compañeros que se congregaron en la iglesia bautista Monte Zion.

"Lo que sé sobre este hombre es que amó a Dios pese a que fue como nosotros: imperfecto. Pero conocí­a a Dios", dijo Walker.

Entre los asistentes al funeral estaba la esposa de McNair, Mechelle, quien posteriormente salió con lentes oscuros. Walker dijo que era una mujer maravillosa.

"Usted nos ha inspirado a todos para soportar las dificultades como un buen soldado", agregó Walker.

Fue la primera aparición en público de Mechelle McNair desde la muerte de su marido y se pidió a los fotógrafos de prensa que no le tomaran fotografí­as ni a ella ni a otros miembros de la familia.

Más temprano, decenas de fanáticos de McNair hicieron fila el jueves alrededor de una funeraria para darle el último adiós al asesinado ex quarterback de la NFL.

Adentro del edificio, un ataúd cerrado rodeado por azucenas blancas estaba colocado al lado de un retrato del ex astro.

La fila para ver el ataúd daba la vuelta a la esquina de la funeraria y la policí­a tuvo que desviar el tránsito. Muchos fanáticos llegaron ataviados con camisetas de los Titans para darle el último adiós al jugador considerado como el lí­der del equipo.

Derrick Lewis dijo que McNair "puso a los Titans en el mapa".

Lewis, vestido con una camiseta de la franquicia, agregó que él y su familia quedaron desconsolados cuando supieron de la muerte de McNair.

Los Titans también abrieron su estadio al público, que podrá ver un tributo de video a McNair y escribir mensajes en un libro para la familia del ex quarterback.

FUENTE: Agencia AP