Béisbol Béisbol -  7 de junio 2013 - 05:00hs

Puig conecta su primer grand slam en Grandes Ligas

LOS ANGELES (AP). El cubano Yasiel Puig se superó a sí mismo una vez más, y cautivó al público reunido el jueves en el Dodger Stadium con otro gran momento del novato.

Puig conectó su primer grand slam como profesional, Zack Greinke lanzó siete entradas de cuatro hits, y los Angeles vencieron 5-0 a los Bravos de Atlanta, y de paso les rompieron una racha de cinco victorias.

"De verdad sale y juega como si esto le perteneciera", dijo el pitcher veterano de los Bravos Tim Hudson acerca de Puig, quien debutó el lunes en las Grandes Ligas.

Mientras se aferraban a una ventaja de 1-0, los Dodgers cargaron las bases en la octava entrada luego de que Cory Gearrin permitió sencillos a Skip Schumaker y al mexicano Luis Cruz con un out en la cuenta, y luego regaló boleto al dominicano Hanley Ramírez, quien entró como emergente.

La mesa estaba puesta para Puig, quien tenía a la afición de pie y aplaudiendo a la espera de otra gran hazaña. El desertor cubano de 22 años pegó de 8-5 con dos jonrones y cinco remolques en sus primeros dos partidos esta semana, para luego irse de 4-0 el miércoles.

Desde la banca, el mánager de los Dodgers Don Mattingly y el primera base mexicano Adrián González conversaban sobre lo que Puig podría hacer.

"Dijimos: `Debería ser un grand slam', y lo fue en el primer lanzamiento", relató Mattingly. "Están tratando de anotar una y él hace cuatro".

Puig sacudió un bambinazo hacia el pabellón del jardín derecho, para poner la pizarra 5-0 a favor de los Dodgers. Salió a las escaleras del dugout para saludar a la multitud por cuarta vez esta semana, y levantó ambos brazos como gesto de agradecimiento.

"Obviamente no era lo que quería que hiciera", dijo Gearrin. "Era una curva y no la bajé lo suficiente. La dejé arriba y al centro, y él hizo lo que se suponía debía hacer".

Con su característico estilo acometedor, Puig corrió tan rápido que casi le pisaba los talones a Ramírez al llegar al plato. Uno de sus compañeros le arrojó agua en la cabeza como celebración.

Después del partido sí quedó empapado, cuando Cruz le echó encima el agua de un contenedor durante una entrevista en el terreno de juego.

"Es contagiosa la manera como juega", dijo Mattingly. "Parece haber alegría en su juego. Esa es la manera como se supone debes jugar. Se ve simplemente muy fresco. Eso le da a nuestros muchachos mucha energía".

Puig había pegado un sencillo, se había ponchado y conectado una roleta hacia el campocorto en sus tres turnos al bate anteriores.

"Con la afición de aquí y nosotros ganando, la presión desaparece", dijo Puig.

Aseveró que no siente ninguna presión extra a la que sentía en ligas menores o jugando en Cuba.

"Es lo mismo para mí", dijo encogiéndose de hombros. "Me preparo para hacer lo que estoy haciendo y el equipo está ganando".

Al jugar el jardín derecho, Puig mostró la potencia de su brazo, atrapando pelotas que pudieron haberse convertido en extrabases, y lanzando para impedir que los corredores contrarios avancen.

"Es un buen jugador en ambos lados de la pelota", dijo el mánager de Atlanta, el también cubano Fredi González. "Hizo un par de buenas jugadas defensivas, y parece que tiene un muy buen brazo".

Greinke (3-1) dejó atrás los problemas que lo aquejaban recientemente y ponchó a siete para llevarse su primera victoria desde el 15 de mayo contra Washington.

Hudson (4-5) sostuvo un duelo de pitcheo contra Greinke por siete entradas, en las que permitió una carrera y cuatro hits. Ponchó a cinco y no regaló boletos en la que fue su primera apertura contra los Dodgers desde 2011.

En Boston, el dominicano David Ortiz conectó un jonrón tres carreras que dio a los Medias Rojas el triunfo por 6-3 sobre los Rangers de Texas luego de ir abajo por tres carreras.

Es la 11ma vez que el "Big Papi" decide un juego con un cuadrangular, y la primera en casi cuatro años.

"No les gusta meterse con el Papi hacia el final del encuentro. Dejaron de hacerlo", dijo Ortiz. "En esas situaciones, la mayoría de las veces es una base por bolas o algo pasa. Sólo tengo paciencia".

Jonny Gomes inició el noveno capítulo con un doblete contra Michael Kirkman (0-2) y Dustin Pedroia recibió base por bolas intencional para buscar una doble matanza cuando Ortiz llegaba al plato; pero el cañonero caribeño conectó el primer lanzamiento de Kirkman sobre la cerca.

Ortiz contempló su cuadrangular unos momentos antes de correr hacia el plato, donde lo aguardaban sus compañeros para celebrar.

"Creo que fue una buena jugada. No veo nada malo en eso", dijo Ortiz sobre el boleto para Pedroia. "Es parte del juego. A veces funciona. A veces no".

Andrew Bailey (2-0) trabajó la novena sin admitir carrera para Boston, que se llevó dos de tres de Texas.

En Seattle, los Yanquis de Nueva York lograron ganar, aunque sólo tuvieron una entrada ofensiva.

Pero vaya entrada.

El dominicano Robinson Canó pegó un cuadrangular de tres carreras y Mark Teixeira conectó un bambinazo solitario como parte de un racimo de seis carreras para los Yanquis en la tercera entrada, que les dio la victoria por 6-1 sobre los Marineros.

Fue el único inning productivo para la ofensiva de los Yanquis.

"Esa fue una gran entrada. Toda la alineación conectó en esa entrada y eso es lo que quieres. Quieres aprovechar cuando tienes corredores en posición de anotar", dijo Canó. "Nos apagamos después de eso, pero al menos anotamos pronto".

Nueva York empató su marca de carreras anotadas en una entrada, al asestarle ocho imparables al abridor de Seattle Aaron Harang (2-6) en el tercer episodio.

"No me importa en qué momento anotamos seis carreras. Si consigues seis carreras una noche, probablemente vas a ganar muchos partidos", dijo el mánager de Nueva York Joe Girardi.

Phil Hughes (3-4) ganó por primera vez en casi un mes.

En otros resultados de la Liga Nacional, San Luis derrotó 12-8 a Arizona, Filadelfia 5-1 a Milwaukee y San Diego 6-5 a Colorado en 12 innings. El partido entre Nueva York (Mets) y Washington se pospuso.

En la Americana, Detroit venció 5-2 a Tampa Bay, Baltimore 3-1 a Houston, Oakland 5-4 a Chicago (Medias Blancas) en 10 innings, y Kansas City 7-3 a Minnesota.

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: