Fútbol Fútbol -  15 de julio 2011 - 16:00hs

América: Colonia de peruanos disfruta presencia de su selección

CORDOBA, Argentina (AP). La selección de Perú se encontró como en casa el viernes al entrenarse en el estadio del club Belgrano con miras a su partido el sábado contra Colombia por los cuartos de final de la Copa América.

El barrio de Alberdi que rodea el viejo campo celeste alberga una numerosa colonia de inmigrantes de Perú.

Un centenar de ellos residentes en la zona, incluyendo a trabajadores que dejaron por un momento sus labores y jóvenes escolares que están de vacaciones, se acercó al estadio para ver y alentar a los jugadores.

Varios coincidieron en resaltar la labor que realiza como técnico del equipo el uruguayo Sergio Markarián, quien al final del entrenamiento premió a los hinchas al acercarse con varios jugadores a la graderí­a donde estaban para saludarlos.

"Para mí­, Perú está jugando bien, aunque se diga de que juega a la defensiva", comentó Rudy Reyes, un estudiante de veterinaria que llegó hace dos años a Córdoba, a donde ya viví­a su madre.

Dijo que ve complicado el choque contra Colombia, pero "no podemos perder la fe. La selección comienza a cambiar de cara desde que llegó Markarián".

Fiorela Centeno, una estudiante de 15 años, comentó que no podí­a creer que la selección de su paí­s se entrenara en la cancha de Belgrano.

"¡Qué alegrí­a!", manifestó. "Yo tengo cinco años en Córdoba y esto de poder estar cerca de los jugadores es algo muy especial y sobre todo para los que nos gusta el fútbol".

Un fuerte viento y el cielo nublado que de pronto bajó las temperaturas no fueron impedimento para que los peruanos en Alberdi, entre ellos niños, se mantuviesen afuera del estadio hasta que se les permitiera, al igual que a la prensa, entrar a observar los minutos finales de la práctica.

Se colocaron en una graderí­a separada de la cancha por un alambrado.

Hasta allá fue caminando Markarián a saludar a los peruanos y pedirles dos cosas: que confí­en en el trabajo que realiza el equipo y que, por supuesto, acudan al partido el sábado en el Estadio Mario Alberto Kempes.

El delantero Paolo Guerrero, uno de los más solicitados por los hinchas, se acercó a firmar camisetas.

"Queremos un gol suyo, Paolo", le pidió Pol Farro, de 22 años y oriundo de Trujillo.

Farro dijo que tiene dos años de haber llegado a Córdoba y que trabaja de vigilante.

Algunos de los peruanos en Alberdi aseguran que son miles los compatriotas en este barrio que llegaron en busca de trabajo o a estudiar. En la zona funciona una Facultad de Medicina.

"Espero que esta vez no se me vuelva a partir el alma", manifestó Farro, aludiendo a que sufrió mucho el descenso de River Plate a manos de Belgrano en los partidos de promoción en el fútbol argentino. "River me gusta, aunque también Belgrano por ser un club modesto".

"Quiero salir feliz el sábado, al igual que mi selección", añadió el joven.

Perú se trasladó ví­a aérea desde Mendoza el jueves. Colombia llegará desde Santa Fe el viernes por la tarde, según se informó.

FUENTE: Agencia AP