Otros deportes -  24 de julio 2015 - 18:04hs

Colombia ya cubrió previsión de medallas; México con poco margen para cumplir

A dos días de que terminen los Juegos Panamericanos Toronto-2015, Colombia puede sentirse satisfecha por haber superado con antelación su previsión de 24 medallas de oro mientras que a México, que se había establecido una meta de 23, le quedan pocas oportunidades para cumplir la tarea.

En los meses previos a los Juegos, Colombia se puso el objetivo de por lo menos igualar los 24 oros que consiguió cuatro años atrás en Guadalajara-2011 porque esa había sido su mejor actuación en la historia de los Panamericanos.

El compromiso fue certificado por el presidente de Colombia Juan Manuel Santos en el abanderamiento de sus atletas.

La delegación colombiana llegó a Toronto y empezó a triunfar desde el arranque de las competencias. Los primeros dos oros llegaron con el esfuerzo de los levantadores de pesas Habib de las Salas y Oscar Figueroa.

Al día siguiente, a Colombia el músculo le había permitido colocarse en el tercer lugar del medallero y entonces se dedicó a coleccionar oros de manera frenética, pues durante siete jornadas consecutivas sus atletas llegaron sin falta a lo más alto de podio.

En los primeros días de la competencia, Colombia peleó al tú por tú con Cuba por ese tercer lugar y relegó al cuarto puesto a Brasil. Luego las cosas se invertirían.

Sin embargo, los cafeteros sorprendieron al continente dominando disciplinas como la halterofilia donde ganaron ocho de los 15 oros que estuvieron en juego; patinaje de velocidad que les dio tres preseas doradas; otras tres fueron ganadas en gimnasia artística solo por el destacado Josimar Calvo.

Para el 17 de julio, Colombia tenía ya 19 oros en las alforjas. El domingo 19 los colombianos salieron finos y lograron su mejor jornada con cinco primeros lugares: tres en golf y dos en ciclismo de pista.

Fue precisamente en el velódromo donde llegó el oro número 24. Se lo colgó Fabián Puerta en el keirin.

Y siguió la mata dando oros: la consentida Caterine Ibargüen logró el histórico número 25 en salto triple del atletismo y el 26 llegó en la pista de bolos en el dobles femenino.

Habiendo cumplido con el compromiso, ya no resultó una decepción haber quedado lejos de la meta secundaria de 100 medallas totales que había fijado el jefe de misión Rafael Lloreda.

El viernes, a falta de dos jornadas, los colombianos tenían 67 medallas en total: 26 de oro, 11 de plata y 30 de bronce.

- México se bajó el listón -

Antes de salir rumbo a Toronto-2015, los deportistas mexicanos tenían como meta lograr 23 oros para ya no vivir del recuerdo de Mar del Plata-1995, cuando obtuvieron su máxima producción en unos Panamericanos realizados fuera de su territorio.

Eso sí, de ninguna manera nadie comprometió a los atletas aztecas a acercarse siquiera a los 42 títulos que ganaron cuatro años atrás cuando fueron locales en Guadalajara.

El inicio mexicano en Toronto-2015 fue bueno, tan solo en el primer fin de semana llegaron cuatro oros: tres en clavados -disclina en la que México dominó al adjudicarse cinco de ocho títulos- y una en triatlón.

La mejor cosecha se dio el lunes 13 de julio con cuatro preseas áureas. Luego la veta de oro empezó a agotarse; hubo días en que la producción bajó a un título y también hubo jornadas vacías porque no se cumplieron las expectativas.

En taekwondo solamente se conquistaron dos títulos y algunos oros se fueron por muy poco.

A cambio hubo oros poco esperados como el que obtuvo Mike Paez en patinaje de velocidad o como el que dieron Rodolfo Ontiveros y Juan Virgen en el volibol de playa con un triunfo sorpresivo en la final ante Brasil.

El miércoles 22 de julio que fue una jornada sin producción de oros, los mexicanos tenían 15. Les faltaban nueve con solo cuatro jornadas por delante.

Ante esa situación y por aquellos oros que se escaparon por poco, Alfredo Castillo, titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, se agarró para decir el jueves 23 que México bajaría de meta en Toronto-2015.

En lugar de ir por los 23 oros, ahora el objetivo era buscar 80 medallas totales que también era una marca de Mar del Plata. Los atletas aztecas cerraron esa jornada con 79 metales: 16 oros, 26 platas y 37.

Ese mismo jueves, los deportistas mexicanos emprendieron un 'sprint' final para retomar la meta inicial de 23 oros. El triunfo de Brenda Flores en los 10.000 metros trajo la presea dorada número 16.

El viernes, Paola Longoria, la gran exponente del racquetbol, apareció de manera salvadora para dar los oros 17 y 18.

México está muy cerca y muy lejos de su meta de 23 oros, pero podría alcanzarse con lo que se pueda rescatar en la final del fútbol masculino, en el racquetbol de los hombres, en tenis de mesa, en boxeo y tal vez en marcha.

- Hacer más con menos -

Con el fin de semana por delante todavía en los Juegos Panamericanos, los balances de colombianos y mexicanos no cuadran, están disparados.

Las cuentas no salen y es que mientras México llevó 510 atletas a Toronto-2015, Colombia mandó una delegación más reducida con 297.

Los cafeteros han resultado más eficientes en estos Juegos y apuntan para quedarse en el quinto lugar del medallero, algo que ambicionaban los aztecas que parecen ya estar condenados a bajar al sexto peldaño del deporte continental.

FUENTE: AFP