Deportes 1 de diciembre 2011 - 00:00hs

Tras mejorar, Woods disputa el torneo Chevron en California

THOUSAND OAKS, California (AP). Tiger Woods apenas logró clasificarse a su propio torneo, el Chevron World Challenge, un indicio de que los últimos dos años han sido los peores de su carrera.

Pero sus últimas dos semanas en el campo de golf serí­an auspiciosas para Woods.

Durante una estadí­a en Australia, Woods dio muchas señales de que su juego está mejorando finalmente. Ocupó la punta tras 36 hoyos en el Abierto de Australia, donde terminó tercero, su mejor resultado del año.

Luego, en la Copa Presidentes, jugó bien cinco partidos en el Royal Melbourne, alcanzando su mejor nivel en la última ronda de individuales.

Pero no fueron los marcadores lo que más satisfizo al astro estadounidense, sino su capacidad de jugar bien en medio del viento. Hubo condiciones difí­ciles en Sydney y en The Lakes, y el clima fue todo un desafí­o en Melbourne.

"Cualquiera que hace cambios en su swing... corre mucho riesgo en el viento", dijo Woods el miércoles. "Me sentí­ muy cómodo en el viento, lo cual fue maravilloso".

Woods recordó el comienzo del año, cuando tuvo una ronda de 66 golpes en la segunda ronda del torneo de Dubai y se ubicó cerca de los primeros sitios. El viento arreció en los dí­as siguientes y el norteamericano tuvo recorridos de 75 y 72 golpes para cerrar empatado en el vigésimo sitio.

"Sentí­ que debí­a haber ganado el torneo", dijo. "Un swing de derecha a izquierda me costó ocho golpes en ciertos hoyos, y no tuve la capacidad de maniobrar de izquierda a derecha en aquella ocasión. Quedé expuesto al viento".

Quizás tenga que librar un nuevo duelo con el viento.

El parte meteorológico indica que los famosos vientos de Santa Ana azotarán el Sherwood Country Club al menos en los primeros dí­as del certamen, el cual resultarí­a más difí­cil que los torneos en los campos australianos, debido a los árboles y las laderas en el Valle del Conejo, que hacen difí­cil medir exactamente en qué sentido sopla la ventisca.

Entre los 18 golfistas no hay tantas estrellas como en años recientes, debido a lo agitado del calendario global. Graeme McDowell no defenderá su tí­tulo, pues disputó la semana pasada la Copa Mundial en China y concluirá dentro de unos dí­as su participación en la temporada de la Gira Europea, en Dubai.

En vez de ir al otro lado del mundo, prefirió jugar esta semana el Nedbank Challenge de Sudáfrica.

Sólo habrá miembros de la Gira de la PGA en Sherwood este año, aunque se trata de un buen elenco. Once estuvieron en la Copa Presidentes, mientras que Gary Woodland regresa de China, donde dio a Estados Unidos, junto con Matt Kuchar, su primer tí­tulo de la Copa Mundial en 11 años.

FUENTE: Agencia AP