MUNDIAL 2014 Mundial 2014 - 

El veloz Robben, protagonista del Mundial

FORTALEZA, Brasil (AP) — Arjen Robben simplemente parece ser más rápido cada día. El extremo del Bayern Munich, de 30 años de edad, ha superado en carrera a cada defensor que ha enfrentado en la Copa del Mundo hasta el momento, y además también está anotando goles.

Lejana, muy lejana, parece la final de hace cuatro años, cuando fue incapaz de definir para darle el trofeo a Holanda.

Robben parecía condenado a ser recordado en los mundiales por la oportunidad que desperdició en el segundo tiempo de aquel partido ante España en Johannesburgo, cuando Iker Casillas milagrosamente se las arregló para sacar el pie y desviar su remate con el marcador todavía 0-0.

Al atacante del Bayern todavía le hacen preguntas sobre esa jugada, pero ha silenciado a sus críticos en este Mundial con tres goles en igual número de partidos y una asistencia perfecta para el segundo gol de su equipo contra Chile. Holanda se llevó el Grupo B con tres victorias consecutivas, y marcó 10 goles en el camino, la mayor cifra entre todos los equipos que compiten en Brasil.

"Arjen ha hecho un trabajo maravilloso hasta ahora y en este momento no lo cambiaría por ningún otro jugador en el torneo", lo elogió su compañero Dirk Kuyt mientras los holandeses se preparaban para el duelo del domingo por los octavos de final contra México, en Fortaleza. "Ha marcado grandes goles ... espero que pueda mantener ese desempeño hasta el final".

Robben es parte de la vieja guardia en el equipo holandés — tanto él como su compañero de ataque Robin van Persie han anotado en tres Mundiales consecutivos — y se ha ganado el respeto de los jóvenes que les pisan los talones en busca de un cupo en el equipo titular.

"Robben es fantástico", dijo Memphis Depay. "Es fantástico entrenar con él todos los días. No puedo creer lo que le he visto hacer con el balón, es increíble lo rápido que es con la pelota. Es un gran jugador".

Depay sabe de lo que habla.

En el último partido de Holanda en la fase de grupos contra Chile, él tuvo que correr hacia el arco cuando Robben se embarcó en un contragolpe fulminante por la banda izquierda. El delantero del PSV Eindhoven, de 20 años de edad, se las arregló para seguirle a duras penas el paso, y estuvo disponible en el segundo poste para embocar un centro de una precisión milimétrica.

Robben llevaba más de 90 minutos en la cancha al momento de su descolgada, mientras Depay ingresó para el segundo tiempo.

"Creo que Robben es uno de los jugadores más rápidos del mundo, tanto con el balón como sin él", aseguró Depay.

Añadió que no estaba seguro quién ganaría una carrera entre los dos. "No sé quién es más rápido. Creo que tal vez él", reconoció.

Robben parece estar aprovechando su veteranía en Brasil.

Entre los partidos, a veces apenas entrena ligeramente, al parecer en un intento por descansar de cara al esfuerzo supremo que hace durante los encuentros. Su entrenador, Louis van Gaal, conoce a Robben de su tiempo juntos en el Bayern y concede a la estrella cierta libertad mientras presiona a la mayoría de sus otros jugadores en las prácticas.

A diferencia de hace cuatro años en Sudáfrica, cuando Robben se lesionó en el último partido de preparación de Holanda antes del torneo, el extremo llegó a Brasil en la mejor forma de su vida, y tras dos grandes temporadas con el club bávaro.

Robben se quitó la etiqueta de gran perdedor cuando primero dio el pase para un gol y después anotó el de la victoria del Bayern en la final de la Liga de Campeones de hace un año.

Ahora quiere alcanzar otra final en Brasil.

"Nos hemos puesto en esta buena posición, ahora tenemos que sacar el máximo provecho de ella", dijo Robben al diario holandés De Telegraaf. "Es simple. Tres victorias y ya estás en la final de la Copa del Mundo".

Anotar un gol para que Holanda por fin se lleve un Mundial sería la redención definitiva del inalcanzable Robben.

FUENTE: MIKE CORDER (Associated Press)