Deportes 15 de agosto 2008 - 04:00hs

Phelps ya tiene en la mira a Spitz

BEIJING (AP). Michael Phelps ya lo palpita, lo tiene en la mira: dos oros más y habrá dejado atrás a Mark Spitz.

El inmenso nadador estadounidense volvió a hacer de las suyas en el Cubo de Agua, al atrapar el viernes su sexta medalla de oro con su victoria en los 200 metros combinados. Y, claro está, Phelps acompañó el triunfo con un récord mundial.

A Phelps le falta un oro más para cazar el récord de su compatriota Spitz, ganador de siete en Munich 1972. Pero quiere más que eso, pues su fin en Beijing es colgarse ocho.

Si el libreto se cumple, tanto la siete como la ocho parecen de mero trámite. La primera podrí­a caer el sábado al competir en los 100 mariposa, su prueba predilecta.

Entonces, el momento cumbre, será el domingo con el relevo 4x100 combinado, en el que Estados Unidos es amplio favorito.

"No hay nada garantizado", declaró Phelps, quien con 12 medallas de oro entre Atenas y Beijing es el deportista con más tí­tulos en la historia olí­mpica.

El desempeño de Phelps esencialmente es lo que mantiene a Estados Unidos como escolta del anfitrión China en la tabla de medallas. Los locales lideran con 22 doradas contra las 14 de los estadounidenses. Alemania y Corea del Sur marchan a renglón seguido con ocho y seis, respectivamente.

También se produjo el primer caso de dopaje en los juegos que derivó en el retiro de medallas.

Se trató del tirador norcoreano Kim Jong Su, a quien el Comité Olí­mpico Internacional anuló la presea de plata que ganó en pistola de 50 metros y la bronce en pistola de aire de 10 metros.

Kim y la gimnasta vietnamita Thi Ngan Thuong Do, última entre 82 en la competición de suelo en la gimnasia femenina, dieron positivo por sustancias prohibidas, aunque no se dio a conocer el tipo.

Mientras Phelps hací­a historia en la piscina, a unos cuantos metros de ahí­, el atletismo se poní­a en marcha --casi que discretamente-- en la otra imponente instalación de los juegos, el Nido de Pájaro.

Fue un dí­a ideal, ya que apareció el sol.

Los 100 metros abrieron el telón con sus eliminatorias, y los tres grandes avanzaron sin problemas.

En su primera carrera tras la lesión muscular que sufrió hace seis semanas, el campeón mundial estadounidense Tyson Gay ganó su ronda fácilmente con un tiempo de 10.22 segundos.

También lo hicieron los jamaiquinos Usain Bolt, el actual dueño del récord mundial, y Asafa Powell.

Tres de las cuatro finales de la natación tuvieron como desenlace la caí­da de plusmarcas, dejando en 21 el saldo hasta ahora en la disciplina. Los otros batidos el viernes fueron obra de estadounidenses: Ryan Lochte (200 espalda) y Rebecca Soni (200 pecho).

El único récord que se salvó fue el de los 100 libre femeninos, en los que la alemana Britta Steffen superó a la favorita australiana Libby Trickett.

Después del fiasco de perder la prueba general por equipos, Estados Unidos ajustó cuentas con China en la gimnasia artí­stica con 1-2 en la combinada individual. Nastia Liukin derrotó a su compañera Shawn Johnson, apenas con seis décimas de diferencia en el puntaje. La china Yang Yilin obtuvo el bronce.

También, el tirador ucraniano Artur Ayvazian se coronó en el rifle 50 metros tendido.

Otras 12 medallas se iban a dirimir en la jornada del viernes, incluyendo las dos primeras en atletismo, con el impulso de la bala masculino y los 10.000 metros femeninos.

FUENTE: Agencia AP