Deportes 21 de enero 2009 - 17:00hs

Del Potro se siente tranquilo con su resistencia fí­sica

MELBOURNE (AP). En sets corridos y expedita. Así­ fue la segunda victoria de Juan Martí­n Del Potro en el Abierto de Australia.

El triunfo 6-1, 7-5, 6-2 sobre el alemán Florian Mayer le tomó 1 hora y 54 minutos al argentino situado en el sexto lugar del ranking mundial.

Del Potro no ocultó su alivio por haber sorteado sus dos primeros compromisos en Australia de manera fácil, considerando que en noviembre pasado acusó una lesión en la pierna derecha en un partido por la final de la Copa Davis.

"Fí­sicamente estoy bien ... Llevo siete partidos en 10 dí­as", declaró Del Potro ante una interrogante sobre sus condiciones.

El octavo preclasificado arrancó el año con la conquista del tí­tulo del torneo de Auckland en Nueva Zelanda, su quinto en un lapso de medio año en el circuito de la ATP.

Del Potro irrumpió en el Top 10 al final de la pasada temporada, pero la resistencia fí­sica del jugador de 20 años ha sido cuestionada, en particular para encarar partidos extensos.

Cuando perdió ante el británico Andy Murray en los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos, Del Potro terminó extenuado en un reñido partido que estuvo a punto de llegar a cinco sets.

Hasta ahora ha logrado cumplir con su propósito de sortear rápidamente los duelos ante rivales menos complicados, y así­ preservar fuerzas.

"Estoy aprovechando las oportunidades para hacer los partidos lo más cortos posible", declaró.

En la tercera ronda, Del Potro chocará con el luxemburgués Gilles Muller, quien venció al australiano Bernard Tomic 3-6, 6-1, 6-4, 6-2.

Del Potro sabe que tendrá que mejorar tanto en su saque como el juego adelante para encarar las siguientes instancias.

"El saque es fundamental para hacer un poquito de diferencia", precisó.

FUENTE: Agencia AP