Champions League Champions League -  14 de febrero 2021 - 12:54hs

Cuatro años después, los recuerdos del 6-1 del Barça al PSG siguen frescos

"Euforia general", "inigualable", "impensable"... La remontada del Barcelona frente al PSG con un 6-1 marcó a los que presenciaron la gesta el 8 de marzo de 2017 en el Camp Nou y algunos testigos directos contaron sus recuerdos a la AFP, antes del duelo del martes de ambos equipos en octavos de la Liga de Campeones.

Jonathan P. (aficionado del PSG, presente en la grada): "Después del (triunfo del París SG) 4-0 de la ida, estaba eufórico y me decidí a tomar el billete. Fuimos cuatro, totalmente confiados... Nos marcan al cabo de un minuto, en las gradas estamos bastante arriba, el plexiglás está sucio y rayado, no se ve muy bien. Me siento mal con el segundo tanto. Y la cosa se calma con el 3-1. Soy extremadamente supersticioso, así que cuando empiezan a cantar 'Adiós remontada', discuto con la gente alrededor. Cuando marcan el cuarto gol, estoy pálido. Y cuando perdemos, estamos asombrados, noqueados. Me siento devastado. Voy a sonarle odioso, pero hubiera preferido que muriera un tío más que perder. Afortunadamente, los aficionados son tranquilos, no como los de Twitter. Nosotros tenemos ganas de matar, de pelearnos, pero nos dicen que lo sienten, que llegará, que la vamos a ganar... Para ser sincero, yo nunca los hubiera consolado, les hubiera enseñado el trasero, habría sido insoportable".

Oriol Piqué (aficionado del Barcelona, sentado en la tribuna norte): "Se había hecho mucha publicidad de que juntos los conseguiremos, podremos, pero creo que la gente estaba poco convencida, con ganas de que pasara, pero con poco convencimiento. Al principio, estaban como muy tensos sin animar mucho, hasta que el minuto dos o tres que Luis suarez marcó el primer gol y entonces ahí la gente se empezó a animar. la gente estaba más contenta porque el Barça era como que se iba acercando. Cavani marcó el 3-1 y fue como que no iba a pasar y ya lo dábamos por imposible, y dijimos 'vamos a disfrutar del partido, es un partido de Champions'. Hacia el 80 ves cómo mucha gente recogía y se iba, me acuerdo de los de delante mío, que van siempre a tope y animando, se quedan a todo y cuando faltaba un cuarto de hora dijeron que se iban. Y fue el momento épico que centró neymar y llegó Sergi Roberto nadie sabe de donde metiendo la punta del pie para hacer el 6-1 fue algo increíble. Fue una situación de euforia, de abrazarnos con gente que ni conocías. Hubo noticias de que en el momento del gol se detectó en el suelo de barcelona el temblor de la gente saltando. He visto algún resumen del partido y se me pone la piel de gallina".

Bruno Salomon (periodista para la radio France Bleu París): "Es un momento completamente impensable. Creo que los de la prensa francesa llegamos algo despreocupados. 4-0 en la ida, te dices que no puede pasarte nada. Recuerdo algo de ese partido. En el minuto 80, con 3-1 para el Barça, unos socios sentados delante de nosotros, unos señores de unos 70 años, que han visto de todo, se levantan y me dan la mano. Se van. Los socios han abandonado y me digo: 'Ya está, nos vamos a clasificar'. Y después, los diez últimos minutos, todo ocurre a cámara lenta. Es una locura, algo indescriptible. Ver periodistas que se abrazan, la gente delante de mí histérica... Y tú, te dices: 'No, no es posible, ¿que es esta broma?' (...) Los goles era como si los encajara yo. Al sexto, tienes ganas de tirar todo tu material y marcharte. Todo es impensable".

Alfredo Martínez (periodista para la radio Onda Cero): "Llevo trabajando en el mundo del periodismo deportivo más de 35 años, siguiendo al Barcelona 30 años, y nunca en mi vida había vivido un ambiente como aquel en el estadio. Un gol celebrado como explosión así, del 6 a 1, no lo puedo olvidar nunca porque incluso a mí me costaba escucharme, creo que es el mayor alboroto de ruido que se ha producido en Cataluña en un acontecimiento. Fue algo insuperable, un momento de los más importantes de mi vida profesional. Me parece que vivimos un acontecimiento único en la historia, la remontada más grande en la historia del futbol, un 6-1 al PSG con las estrellas que tenía, me parecía una gesta extraordinaria. Los compañeros grabaron ese momento (el 6-1 de Sergi Roberto) en que estoy fuera de mí y salió publicado en las televisiones de Brasil, Argentina, Sudamérica, buena parte de Europa... Algunos se acuerdan de aquello, me dicen 'el loco del PSG', me dicen que qué suerte haberlo vivido, estar en un momento histórico para el deporte".


FUENTE: AFP