Mundial Copa Mundial FIFA -  2 de julio 2018 - 12:00hs

La incógnita James marca el Colombia-Inglaterra

 ¿Puede Colombia sobrevivir sin James Rodríguez?

Dolencias musculares tienen a maltraer al mediapunta colombiano, cuya presencia está en duda ante Inglaterra el martes en los octavos de final de la Copa del Mundo.

James salió lesionado tras la media hora del partido final de la fase de grupos, en el que Colombia aseguró el primer puesto de su llave con una victoria 1-0 ante Senegal. Según el último parte médico, el jugador del Bayern Múnich fue diagnosticado con un edema en la pantorrilla derecha.

La creatividad y gol de su 10 son fundamentales para Colombia. Pero el equipo de José Pekerman tiene otros recursos a disposición en su intento por repetir en los cuartos de final, la instancia a la que llegó hace cuatro años en Brasil y que constituye su mejor logro.

Mientras que Colombia tiene la memoria fresca de su histórica campaña en Brasil, Inglaterra lleva en la mochila una carga pesada: no gana un partido en la fase de eliminación directa de un gran torneo desde que venció a Ecuador por 1-0, gracias a un gol de tiro libre de David Beckham, en los octavos de final del Mundial de Alemania 2016.

El técnico de Inglaterra Gareth Southgate ha tenido que recordarle a su plantel que debe concentrarse únicamente en Colombia, sin embelesarse en que el cuadro del torneo se le presenta favorable para etapas posteriores. Nada más tienen que referirse a la derrota ante Islandia en los octavos de la Eurocopa hace dos años, para recordar el daño que hace anticiparse al futuro.

La debacle en Francia abrió las puertas para un recambio en el equipo inglés, dándole protagonismo a una camada de jugadores jóvenes como Dele Alli, Harry Kane y Eric Dier.

“Tenemos que estar listos para enfrentar a cualquiera”, dijo el volante Alli. “(James) es una gran amenaza y estamos advertidos de ellos, pero sabemos que tienen un gran equipo”.

Si James no puede jugar en el estadio Spartak de Moscú, Colombia cuenta con otras cartas, como el vértigo del volante Juan Quintero, el desborde del extremo Juan Guillermo Cuadrado, la peligrosidad del defensor Yerry Mina en el juego aéreo (lleva dos goles con cabezazos en el torneo) y la pegada del atacante Radamel Falcao

"Los partidos ahora se ganan por detalles”, avisó el mediocentro colombiano Carlos Sánchez. “(Inglaterra) no nos saca tanta diferencia nombre por nombre. Colombia está para jugar contra cualquiera sin ningún tipo de complejos".

De anterior paso con Aston Villa, Sánchez es uno de varios jugadores colombianos que han actuado o militan en clubes ingleses. Falcao y Cuadrado nunca se establecieron cuando formaron parte de Manchester United y Chelsea, respectivamente. El arquero David Ospina es suplente en Arsenal. El central Davinson Sánchez es titular en Tottenham, donde comparte vestuario con Alli, Kane y Dier.

Kane estará en la mirilla en su condición de máximo anotador en Rusia.

“Es un jugador emblemático, que está demostrando su calidad en la Copa, pero no sólo vamos a enfrentarnos a él sino a la selección de Inglaterra, un equipo con muchas figuras", advirtió Sánchez.

Los colombianos deberán velar armas en las jugadas de pelota detenida de su rival. Cuatro de los cinco goles de Kane y seis de los ocho de los ingleses han sido por esa vida.

Esa efectividad se debe a la fascinación de Southgate por la NBA y la NFL en Estados Unidos, en busca de explotar la más mínima ventaja competitiva. La contratación de Allan Russell, un estudioso del fútbol americano, como un auxiliar dedicado a la definición de sus atacantes, se atribuye a la obsesión de Southgate por las jugadas de estrategia en las ligas de Estados Unidos.

“Hay ejemplos fantásticos y experiencias que están al alcance”, señaló Southgate. “Siempre estoy atento a eso”.

FUENTE: AP