Baloncesto Baloncesto -  2 de noviembre 2011 - 00:00hs

Inactividad en el dí­a en que debió empezar campaña de NBA

NUEVA YORK (AP). No hay duelo entre Kevin Durant y Kobe Bryant, ni se está desplegando el banderí­n que conmemora el tí­tulo de los Mavericks de Dallas.

El martes fue el dí­a en que se habí­a previsto originalmente el comienzo de la temporada de la NBA. Pero la fecha llegó y no hubo avances suficientes en las negociaciones para resolver el cierre patronal.

Ni siquiera se han programado nuevas reuniones, dijo una persona cercana a la situación, en declaraciones a The Associated Press.

Los jugadores y dueños lograron progreso en varios asuntos relacionados con el sistema de tope salarial la semana pasada, durante dos dí­as de encuentros. Pero las negociaciones se volvieron a romper en el tercer dí­a, cuando las partes abordaron la forma en que compartirí­an los ingresos.

Los dueños insisten en que los ingresos se dividan a partes iguales, mientras que los jugadores han propuesto reducir su parte garantizada de 57 a 52,5%. Los agremiados consideran que esa medida transferirí­a más de 1.500 millones de dólares a los propietarios en seis años.

Tres partidos estaban previstos para este martes. Los Mavericks debieron haber comenzado la defensa de su primer tí­tulo de la NBA recibiendo en casa a Derrick Rose y a los Bulls de Chicago. Houston iba a visitar a Utah, mientras que Durant y el Thunder hubieran enfrentado a Bryant y a los Lakers de Los Angeles.

La mayor parte de los equipos hubiera entrado en acción el miércoles.

Pero no hay basquetbol.

El comisionado David Stern canceló el viernes también los partidos que se habí­an programado a finales de noviembre. Se han perdido ya las primeras dos semanas de la temporada debido al cierre, que comenzó el 30 de junio, cuando expiró el viejo contrato colectivo.

Sin partidos por jugar en la NBA, Durant buscaba todaví­a formas de competir y de desafiar a otras estrellas.

En su cuenta de Twitter, anunció el lunes que estaba interesado en jugar una modalidad menos ruda del fútbol estadounidense en la que, en vez de derribar al rival, hay que arrancarle un pañuelo que lleva adherido a la cintura. Cuando los aficionados en la Universidad Estatal de Oklahoma le ofrecieron una invitación Durant se presentó en Stillwater para jugar.

Más tarde, dijo en Twitter que habí­a lanzado cuatro pases de anotación y que tres de sus enví­os fueron interceptados, en un duelo que ganó su equipo.

El martes, LeBron James envió un mensaje al astro del Thunder y le dijo que estaba interesado en programar un duelo contra su equipo en Akron, Ohio. Durant respondió que él y su conjunto estaban listo para ese encuentro.

___

Los periodistas de la AP, Brian Mahoney y Jeff Latzke, contribuyeron con este despacho.

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: