Baloncesto Baloncesto -  11 de diciembre 2011 - 22:00hs

Lakers: Kobe Bryant molesto por inminente partida de Lamar Odom

EL SEGUNDO, California, EE.UU. (AP). Ni siquiera Kobe Bryant entiende por qué los Lakers de Los Angeles pretenden traspasar a Lamar Odom a uno de sus grandes rivales.

"Para ser sincero, no me gusta", dijo Bryant el domingo en el tercer dí­a de entrenamiento de los Lakers, que saben que su sexto hombre probablemente se irá a los campeones Mavericks de Dallas.

"Es duro perder a Lamar", dijo Bryant. "Pau (Gasol) todaví­a está aquí­ y estamos agradecidos por eso. Es difí­cil, cuando has pasado tantas batallas con otros jugadores, verlos partir a otro lugar. Es difí­cil".

Ninguno de los equipos involucrados anunció una transferencia, pero el entrenador de Dallas Rick Carlisle y su astro alemán Dirk Nowitzki prácticamente confirmaron el acuerdo, al reconocer su entusiasmo por la llegada de Odom al plantel campeón de la NBA sin tener que dar a un jugador a cambio.

De hecho, los Lakers cambiarí­an a Odom por nada más que una excepción de traspaso, una regla que significa que pueden adquirir a un jugador que gane tanto como él o menos durante el próximo año sin las complicaciones que esto suele acarrear respecto del tope salarial y otras reglas.

Odom no fue al complejo de los Lakers y sus compañeros no se mostraron contentos por su posible partida contra el equipo que los barrió de la segunda ronda de postemporada el año pasado.

"En especial a ellos", dijo Bryant. "Se suponí­a que tení­amos que recuperarnos y tomarnos revancha".

"¿A quién nos dieron?", agregó y se refirió al dueño de los Mavs: "No creo que Mark Cuban esté quejándose por esta transferencia".

La gerencia de los Lakers intentó adquirir al base de Nueva Orleáns Chris Paul y ahora parece enfocarse en el pivote de Orlando Dwight Howard, que pidió al Magic ser traspasado.

Odom, el mejor sexto hombre de la temporada pasada, no fue a entrenar los tres primeros dí­as de pretemporada, luego que los Lakers intentaron transferirlo a él y al español Gasol en un acuerdo tripartito para recibir a Paul. La NBA, dueña de los Hornets, vetó ese canje.

En medio de este caos, el nuevo entrenador Mike Brown intenta planear una temporada que comienza en dos semanas, cuando Los Angeles recibe a los Bulls de Chicago en Navidad.

Gasol, cuatro veces estelar, se presentó a entrenar pese a que también podrí­a irse pronto.

"Entiendo que esto es un negocio y se ha convertido en más negocio que deporte hoy en dí­a", dijo el español. "No hay sido muy fácil estar calmado y tranquilo y no pensar sobre las posibilidades. Pero aún estoy aquí­ y lo agradezco".

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: