Fútbol Fútbol -  9 de julio 2010 - 14:00hs

Buscan cadáver de novia de arquero Bruno

SAO PAULO (AP). El arquero y capitán de Flamengo, Bruno, apareció el viernes ante las cámaras vistiendo el traje rojo de presidiario y esposado, mientras las autoridades anunciaron la reanudación de la búsqueda del cadáver de su ex amante, de cuya muerte y desaparición es considerado sospechoso.

El jugador, hasta hace poco í­dolo de la hinchada del club más popular de Brasil, fue trasladado la noche del jueves desde Rí­o de Janeiro a Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais, en compañí­a de su amigo Luis Henrique Romao, también sospechoso en el caso que ha impactado al paí­s.

Flamengo dijo que suspendió el contrato de Bruno.

La policí­a arrestó también el jueves al ex detective Marco Aparecido Santos, al que la policí­a acusa de ser autor material del asesinato por estrangulamiento de Eliza Samudio, de 25 años, la ex amante de Bruno que buscaba en tribunales que el jugador reconociera la paternidad de un niño de cuatro meses al que ella dio a luz.

Bruno, cuyo nombre completo es Bruno Fernándes de Souza, y Romao fueron llevados a Belo Horizonte porque según la policí­a la mujer fue asesinada allí­, tras ser secuestrada en Rí­o de Janeiro.

Tras pasar la noche en la cárcel de Belo Horizonte, Bruno y los otros dos fueron llevados hasta el Departamento de Investigaciones de la Policí­a para la toma de muestras genéticas, con el objeto de cotejarlas con manchas de sangre halladas en el automóvil de Bruno usado para trasladar a la mujer, y determinar si pertenecen al jugador o a su amigo. Otras manchas de sangre corresponden a Samudio, dijo la policí­a.

La toma, sin embargo, se frustró porque según el jefe policial Edson Moreira "los acusados recibieron instrucciones de sus abogados de no tomarse los exámenes".

En el traslado, en medio de multitud de reporteros y curiosos, la televisión mostró por primera vez a Bruno vistiendo el uniforme rojo de los presidiarios de la cárcel Nelson Hungrí­a. El espigado jugador se vio de rostro serio, cabeza erguida. Rodeado de policí­as, llevaba las manos a la espalda esposadas.

El delegado policial Moreira dijo el dí­a anterior que Santos dio muerte a Samudio estrangulándola, y que Bruno estaba presente en la casa cuando ello ocurrió.

Mientras, policí­as y bomberos reanudaron el viernes la búsqueda del cuerpo de Samudio en la casa que arrendaba Santos, y donde ella fue enterrada y cubierta con cemento, según un sobrino de 17 años de Bruno, que no ha sido identificado por ser menor, y que participó en el secuestro pero que según Moreira, arrepentido, reveló lo ocurrido a la policí­a.

Samudio desapareció hace cinco semanas, y Moreira dijo que la policí­a la considera muerta.

El detective Wagner Pinto dijo que, incluso si no se halla el cuerpo, "tenemos suficiente evidencia para acusar a los involucrados de asesinato y de esconder el cadáver".

La televisión ha dedicado horas a la cobertura del caso, y en un momento mostró a Bruno en la cárcel conversando con policí­as, a los que expresaba preocupación por su carrera, y les confesaba que habí­a tenido esperanzas de jugar el mundial de 2014 en Brasil.

FUENTE: Agencia AP