FÚTBOL Fútbol -  3 de diciembre 2015 - 14:03hs

Conmebol en crisis tras arresto de 3 últimos presidentes

SANTIAGO, Chile (AP) — El arresto de sus tres últimos presidentes y otros altos funcionarios dejó a la Conmebol sumida en la peor crisis en sus casi 100 años de vida.

Juan Angel Napout, actual líder del organismo rector del fútbol en Sudamérica, fue arrestado en la madrugada del jueves en un hotel en Zurich como parte de la pesquisa estadounidense sobre corrupción en la FIFA. El Ministerio de Justicia suizo dijo que el paraguayo, quien también es vicepresidente de la FIFA, se opone a su extradición a Estados Unidos.

La mayoría de la cúpula de la Conmebol está involucrada en el escándalo de sobornos. Algunos han sido arrestados, como los antecesores de Napout, el uruguayo Eugenio Figueredo y el paraguayo Nicolás Leoz, mientras otros han renunciado a sus cargos en sus respectivas federaciones y se presume que colaboran con las autoridades estadounidenses.

Por ahora, el tercer vicepresidente Wilmar Valdez, de Uruguay, quedó al mando de la Conmebol, con el tesorero interino Luis Segura como su mano derecha. Segura podría durar poco si pierde el jueves por la noche las elecciones presidenciales de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) ante Marcelo Tinelli.

"En estos momentos existe confusión sobre la administración de la institución", dijo a The Associated Press un funcionario de la Conmebol, que pidió no ser identificado por no estar autorizado a hablar al respecto. "Existen compromisos financieros que deben ser cumplidos por la Conmebol. Se necesita la firma acreditada en los bancos comerciales del presidente y de Segura".

Leoz y Figueredo fueron acusados en mayo por el Departamento de Justicia estadounidense, entre los 14 dirigentes del fútbol y empresarios del marketing deportivo acusados de pactar el pago de millonarios sobornos a cambio de los derechos comerciales de torneos. Figueredo está detenido en Suiza y Leoz en Paraguay, y ambos luchan contra las solicitudes de extradición de Estados Unidos.

Carlos Chávez, ex presidente de la federación boliviana y quien todavía figura oficialmente como tesorero de la Conmebol, está preso desde julio en una cárcel en Bolivia por cargos de apropiación de fondos de un partido amistoso. Alberto Lozada, un integrante del comité disciplinario del organismo sudamericano, también fue arrestado por ese mismo caso en Bolivia.

El primer vicepresidente Rafael Esquivel fue uno de los dirigentes arrestados en Suiza en mayo, y el segundo vicepresidente es Sergio Jadue, quien renunció hace dos semanas a la presidencia de la federación chilena y se cree que está en Estados Unidos cooperando con las autoridades. En tanto, el secretario general Luis Meiszner, de Argentina, presentó su renuncia a la espera de lo que suceda en las elecciones de la AFA.

Las autoridades chilenas anunciaron el jueves que investigan a Jadue por lavado de activos, y a la federación por el desvío de dinero para contratar abogados en el extranjero.

Luis Bedoya, presidente de la federación de Colombia y ex miembro del comité ejecutivo de la FIFA, también renunció hace poco a su cargo sin dar explicaciones. Las autoridades colombianas pidieron información sobre las transacciones de Bedoya a sus colegas estadounidenses.

"Es una verdadera vergüenza lo que está pasando con nuestro fútbol", dijo a la AP el presidente interino de la federación boliviana, Marco Ortega. "Hoy sabemos que por la dirigencia la Conmebol ya no es un ente creíble ni respetable, porque está metido en varios actos de corrupción".

La situación en la CONCACAF también es complicada, ya que junto con Napout fue arrestado en Suiza el presidente del organismo rector en Norte, Centroamérica y el Caribe, Alfredo Hawit. El hondureño es el tercer presidente o ex presidente de la CONCACAF arrestado como parte del escándalo, tras las detenciones de su antecesor Jeffrey Webb y de Jack Warner.

"La Conmebol y la CONCACAF están en serios aprietos ya que no hay líderes viables, y la mayoría de los dirigentes que trabajan en las organizaciones están vinculados de alguna manera con los arrestados, así que quizás no haya nadie limpio", dijo Christopher Gaffney, un académico de la Universidad de Zurich que estudia el fútbol y otros eventos deportivos.

"Sabíamos que las figuras de la Conmebol en particular, que vienen de federaciones corruptas y turbias como la AFA, CBF (Brasil) y AUF (Uruguay), no tendrían muchos incentivos para limpiar la casa", agregó.

Según la acusación presentada en mayo por el Departamento de Justicia estadounidense, la empresa Datisa pactó pagar sobornos por 1,5 millones de dólares a cada uno de los 10 presidentes de las federaciones sudamericanas, y más dinero a la playa mayor de la Conmebol, a cambio de los derechos comerciales de cuatro ediciones de la Copa América.

__

Pedro Servin en Asunción, Eva Vergara en Santiago y Paola Flores en La Paz contribuyeron con este despacho.

__

Luis Andrés Henao está en Twitter: https://mobile.twitter.com/LuisAndresHenao

FUENTE: AP