Fútbol Fútbol -  7 de mayo 2010 - 20:00hs

Mundial: Gerardo Martino, calculador y cazador de talentos

ASUNCION (AP). El argentino Gerardo Martino, entrenador de Paraguay, es considerado no sólo como un profesional frí­o y calculador sino, además, "un buscador de talentos" porque a lo largo de las eliminatorias sudamericanas encontró fuera del paí­s jugadores que encajaron perfectamente en sus planes.

Como si fuera un "cazador de tesoros", encontró al defensa Antolí­n Alcaraz del Brujas de Bélgica; los volantes Enrique Vera de Liga de Quito, Eduardo Ledesma del Lanús y Néstor Ortigoza de Argentinos Juniors; y los delanteros Edgar Bení­tez del Pachuca y Osvaldo Martí­nez de Monterrey, ambos del campeonato mexicano.

Durante las eliminatorias, tras un comienzo exitoso, le llegó el bajón pero no perdió la calma y logró la clasificación al Mundial de Sudáfrica.

Nacido el 20 de noviembre de 1962 en Rosario, Martino fue un volante rudo pero con técnica que comenzó su carrera en Newell's Old Boys en 1980. Tras militar en Tenerife de España, Barcelona de Ecuador y Lanús de Argentina, en 1996 terminó su vida como futbolista en O'Higgins de Chile.

Aunque no fue una figura relevante en el seleccionado de su paí­s, fue llamado un par de veces para integrar el plantel que consiguió la clasificación al Mundial México 86.

En su faceta de entrenador, tuvo un comienzo de bajo perfil en 1998 dirigiendo a Brown de Arrecifes, de la segunda división del balompié argentino. En los años siguientes estuvo al frente de Platense e Instituto de Córdoba.

Pero fue en Paraguay donde logró destacarse: en 2002, 2003 y 2006 fue campeón con Libertad; 2004 campeón con Cerro Porteño.

En 2007 se hizo cargo del seleccionado nacional paraguayo.

FUENTE: Agencia AP