FÚTBOL Fútbol -  4 de diciembre 2014 - 13:55hs

Nacional ante leve favoritismo de River en final de la Sudamericana

El colombiano Atlético Nacional deberá enfrentar el leve favoritismo con que el argentino River Plate llega al partido de vuelta de la final de la Copa Sudamericana la semana próxima en Buenos Aires, luego de la primera batalla en Medellín, que concluyó 1-1.

Los dos equipos mostraron sus armas y se repartieron los tiempos, el protagonismo y los puntos en un juego intenso disputado el miércoles en el estadio Atanasio Girardot, en el que Orlando Berrío, de Atlético Nacional, y Leonardo Pisculichi, de River, anotaron los goles.

Nacional fue muy superior a River en los primeros minutos, algo que reconoció el técnico del "millonario", Marcelo Gallardo. "No pudimos quitarles la pelota, ni hacernos fuertes en la mitad de la cancha, además nos crearon situaciones de gol con las que pudieron haberse ido con una ventaja mayor", dijo al final del partido.

Sin embargo, el conjunto rioplatense supo recuperase a la mitad, mientras que los cafeteros disminuyeron el ritmo. "Entramos dormidos, les dimos muchas chances y ellos, que tienen jugadores rápidos, inteligentes, que saben marcar líneas de pase, aprovecharon el momento", admitió el volante verdolaga Alexander Mejía.

Ahora, el marco del definitivo episodio de esta gran final en la misma cancha en que River ganó todo en esta Copa Sudamericana 2014.

"De local somos más fuertes todavía, ellos (Nacional) tienen jugadores desequilibrantes, pero con nuestra gente y nuestro público creo que eso va a generar un plus a favor nuestro", manifestó Gallardo.

El periodista colombiano Gabriel Chemas Escandón aseguró a la AFP que el once de Medellín debe entender que tiene que poner más que destreza para quedarse con el título el próximo 10 de diciembre en el estadio Monumental de la capital argentina.

"Nacional cree que con el talento es con lo único que puede ganar y en este tipo de torneos se requiere meter, chocar, pelear cuando es necesario, y en eso el fútbol argentino le lleva ventaja al colombiano", dijo.

- Ganar fuera de casa -

El técnico de Nacional, Juan Carlos Osorio, afirmó que "esta llave está abierta" pero aceptó que será un juego muy difícil. "Lo más importante va a ser cómo manejamos ese escenario y si tenemos la capacidad de absorber esas 50.000 personas y somos capaces de competir a nuestro potencial", dijo tras el empate del miércoles.

El conjunto colombiano ya demostró en esta versión de la Sudamericana que es un equipo muy fuerte jugando como visitante, al punto que en la semifinal eliminó a Sao Paulo en el estadio Morumbí en la tanta de definición por penales, luego de ganar 1-0 en Medellín y caer por el mismo marcador en Brasil.

Para el analista Edwar Acero, de Caracol Radio de Colombia, el conjunto verde ha tenido muy buenos partidos de visitante, pero el Monumental será un reto diferente. A excepción de Sao Paulo, "no ha tenido que enfrentar en esta copa a rivales muy grandes de hinchadas exigentes", apuntó.

"River es un equipo de local muy complicado, que juega en un entorno muy difícil para la visita, pero Nacional tratará de hacerle daño con la velocidad de Orlando Berrío, quizá de Wilder Guisao, y lo que pueda hacer Edwin Cardona", dijo Acero a la AFP.

Las hazañas del conjunto cafetero fuera de casa también incluyen un triunfo 3-1 ante el General Díaz en Paraguay en segunda ronda, luego de haber caído como local 2-0, que dejó la sensación de estar eliminado antes de viajar a Asunción.

El equipo verde también cedió puntos en casa con un empate 2-2 ante Vitoria de Brasil por los octavos de final, pero en la revancha, de nuevo como visitante, ganó 1-0 en Salvador de Bahía y probó que es un equipo muy rápido que sabe jugar a la contra y ganar cuando no es local.

"Vamos a ir con todo a Buenos Aires, confiamos en el equipo porque a veces es más sencillo jugar afuera que en la casa, así que aún no hemos perdido nada y tenemos con qué ganar", aseguró a la AFP Fabián Valencia, un hincha verde de 26 años y contador de profesión.

FUENTE: AFP