Mundial Fútbol -  19 de junio 2018 - 15:00hs

Tabárez: Arabia Saudí no nos va a poner una alfombra

  El exceso de confianza es tan peligroso como un animal herido, y Óscar Washington Tabárez no está dispuesto a correr riesgo alguno.

A pesar de que Uruguay se perfila como amplio favorito para derrotar a Arabia Saudí y sellar prácticamente su boleto a los octavos de final, el técnico de la Celeste no quiere dejarle nada al destino. Sabe bien que la goleada de 5-0 que recibió el conjunto árabe en el duelo inaugural ante Rusia le dejó una herida abierta.

“Yo no me espero un rival que nos venga a poner una alfombra, sino que va a tratar de dar vuelta a la situación”, advirtió el técnico celeste el martes, un día antes de su duelo dentro del Grupo A en Rostov del Don. “Nos esperamos un partido duro, del estilo de todos los que se han jugado hasta ahora en esta primera fecha del Mundial. Hay que estar preparado para todo en el fútbol”.

La experiencia le ha permitido a Tabárez anticipar ciertas situaciones. También le ha otorgado la oportunidad de ver más allá del resultado. Es precisamente esto lo que le genera cierta cautela al momento de enfrentar a un equipo que no gana un duelo en el Mundial desde su primera participación en Estados Unidos 1994.

El arquero Fernando Muslera adivina algo que vuelve peligroso a su rival en puerta, más allá del lapidario resultado ante los anfitriones.

“Si te pones del lado de Arabia, creo que no se sienten bien, van a salir con todo”, dijo Muslera. “Es una chance más que tienen de lograr la clasificación, es un gran equipo más allá del resultado que tuvieron el primer partido. Creo que no fue tan alevoso cuando te pones a ver las estadísticas del juego”.

Tabárez las vio, sabe que Arabia Saudí es más que un equipo derrotado. Es un equipo más sabio.

“Cuando se pierde también por una diferencia de goles importante, con cualquier derrota se siente desazón, frustración o rabia”, dijo el estratega. “Lo único positivo de eso, que se puede transformar en un desafío, es que se aprende mucho más de las derrotas que de las victorias, porque a veces se engaña uno”.

De ser el caso, Arabia Saudí recibió una enorme lección el jueves en Moscú, por lo que Uruguay debe estar preparado para enfrentar a un equipo con una defensa más sólida que fustigada con cinco goles ante Rusia. Eso podría generarle serios problemas a un equipo que sufrió para descifrar el esquema defensivo de Egipto en su triunfo de 1-0.

A pesar de solventar en forma agónica aquel encuentro ante los egipcios, no todos los problemas están resueltos para la Celeste. El siguiente objetivo será buscar la clasificación a octavos de final, comenzando con un triunfo ante el cuadro árabe.

Y si eso se da de la mano del despertar del goleador Luis Suárez, mucho mejor.

“Todos coincidimos en que quizá no hizo un gran partido contra Egipto, pero creo que su potencialidad está intacta”, dijo el técnico. “El primer enojado con la actuación es el propio jugador y hay que darle las armas, entre comillas, para que pueda hacer un aporte más normal en el partido de mañana. Transmitirle mucha tranquilidad”.

FUENTE: AP