Fútbol Americano NFL -  1 de diciembre 2014 - 22:42hs

Equipos de NFL: las rachas y la inconstancia

Los entrenadores de la NFL suelen insistir en la necesidad de que sus equipos sean constantes. La regularidad lo es todo.

Pero las rachas por las que atraviesan algunos equipos y la condición impredecible de otros han caracterizado la presente campaña.

Hay rachas positivas, como las que han tenido los Patriots, Cardinals y Cowboys, con siete, seis y seis victorias seguidas. Los tres equipos cayeron en la 13ra semana de la temporada.

Pero hay también seguidillas que pueden triturar los sueños en una campaña, como atestiguaron los Raiders (10 derrotas en fila); Giants (siete); Jaguars, Titans y Panthers (seis).

Y lo que más saca de quicio a los entrenadores, gerentes generales y jugadores es cuando no tienen ni idea de cuál será el desempeño de su equipo en cierta semana.

Ese ha sido el problema de algunos de los mejores conjuntos en la liga. Parece un crucigrama irresoluble el determinar qué conseguirán los Cowboys, Seahawks, 49ers, Chiefs, Steelers, Chargers y todos los integrantes de la División Norte de la Conferencia Americana.

En cuanto a los colistas, los dos equipos de Nueva York son el mejor ejemplo. Ello representa una sorpresa en el caso de los Giants pero no en el de los Jets.

Bajo las órdenes de Tom Coughlin, los Giants habían tenido altibajos. Pero en general, se consideraba que protegían bien a Eli Manning, mostraban un respetable ataque terrestre y contaban con maestros en el arte de capturar a los quarterbacks contrarios.

El motivo por el que atraviesan la peor racha vigente en la NFL es que ninguna de esas fortalezas ha sido una realidad.

Coughlin siempre luce exasperado junto a la cancha, pero en esta temporada le han sobrado los motivos. Lo único constante de los Giants es su inconstancia, y las derrotas se han acumulado.

"Esta fue una derrota en un partido que debimos haber ganado", declaró Coughlin después de que los Giants dilapidaron una ventaja de 21-0 y cayeron en Jacksonville. "Hemos hecho esto muchas veces. Ayudamos a que alguien más nos venciera. En vez de evitar que nos derrotaran los ayudamos".

Los Jets desconciertan porque, si algo habían hecho bien durante la gestión de Rex Ryan eso era dar un gran esfuerzo y no rehuir el contacto físico. En esta campaña, parecieron ausentes en una visita a San Diego y en dos derrotas ante Búfalo. En la más reciente, los Bills triunfaron pese a tenerse que mudar a Detroit por las tormentas de nieve que azotaron su ciudad.

Otrora fiables a la defensiva, los Jets son frágiles. Su ofensiva jamás ha alcanzado el nivel que mostró durante las dos primeras temporadas de Ryan (2009-2010).

Ryan y Coughlin probablemente estarían menos intranquilos si supieran qué desempeño pueden esperar en el próximo partido. Esas dudas asuelan incluso a algunos equipos que han tenido rachas positivas.

Como los Cowboys.

Cuando Dallas ganó seis duelos consecutivos entre el 14 de septiembre y el 19 de octubre, sus jugadores acarrearon incansables el balón, incluso ante Seattle, el campeón defensor del Super Bowl. Ello permitió que los Cowboys hicieran un daño selectivo por aire, y daba descanso a su propia defensiva.

Ahora, Dallas ha perdido tres de cinco partidos. No parece ya encaminado a la postemporada, sino a una apretada lucha. Si la pierde, no tendrá siquiera un boleto de comodín.

La campaña regular ha llegado a su último mes, y las rachas positivas pueden llevar a algún equipo hasta el título.

Las lesiones, desde luego, incidirán enormemente en la estabilidad. Los Cardinals ganaron seis duelos al hilo y luego perdieron dos como visitantes. Lucen tan golpeados que difícilmente serán regulares.

Los Packers habrían encontrado la salud en el momento oportuno y han hilvanado cuatro victorias seguidas, además de ganar ocho de sus últimos nueve compromisos.

"Tenemos algunas metas ambiciosas", dijo Aaron Rodgers después de que los Packers descarrilaron a Nueva Inglaterra. "Llegamos a diciembre con grandes oportunidades frente a nosotros".

___

El periodista de la AP, Genaro Armas contribuyó con este despacho.

FUENTE: BARRY WILNER (Associated Press)