FÚTBOL Fútbol Internacional - 

Críticas por suspensión de la Premier League debido a la muerte de la Reina Isabell II

"Los eventos deportivos deberían mantenerse porque la reina amaba el deporte", dijo la leyenda de la Premier League, gary Neville.

La decisión de la Premier League de suspender todos los partidos del fin de semana debido a la muerte de la reina Isabel II ha provocado críticas, especialmente por parte de antiguos jugadores, que se quejan de haber perdido "una oportunidad" para rendirle homenaje en los estadios.

La Premier League tomó esta decisión el viernes, un día después del fallecimiento de la reina, pese a que el gobierno británico había anunciado que cancelar los eventos deportivos no era obligatorio durante el período de luto nacional.

"Para honrar su extraordinaria vida y contribución a la nación, y como una señal de respeto, los partidos de la Premier League este fin de semana serán aplazados, incluido el encuentro del lunes por la noche", señaló el comunicado.

Otras disciplinas retomaron las competiciones este sábado, tras haber hecho un paréntesis el viernes como homenaje a la reina. Fue el caso del críquet, con un partido entre Inglaterra y Sudáfrica, el campeonato de rugby o una prueba del PGA Tour de golf.

El antiguo delantero del Liverpool y de la selección inglesa Peter Crouch fue uno de los que alzó la voz.

Peter Crouch

"Sé que solo es un juego y que algunos eventos son más importantes, pero imaginen si los partidos se hubieran jugado... Los brazaletes negros, los minutos de silencio, el himno nacional ante millones (de telespectadores) del mundo entero. ¿Había alguna manera mejor de decirle adiós?", explicó.

Antes de sus partidos europeos del jueves, el Manchester United, el Arsenal y el West Ham rindieron homenaje a la reina, con brazaletes negros y un minuto de silencio.

Incluso los aficionados del West Ham entonaron varias veces el "God save the Queen" (Dios salve a la Reina).

El célebre presentador de televisión Piers Morgan cargó contra la Premier League, calificando su decisión de aplazar la jornada de "ridícula".

"Los eventos deportivos deberían mantenerse porque la reina amaba el deporte y hubiera estado bien ver y escuchar grandes multitudes cantando el himno nacional en homenaje a su Majestad", añadió el antiguo internacional inglés Gary Neville.

La presidenta de la Federación Inglesa Debbie Hewitt defendió la decisión: "Estamos todos de acuerdo al 100% que era la buena decisión para rendirla homenaje".

FUENTE: AFP