Fútbol Fútbol Internacional - 

Europa League: Las claves para la final entre Sevilla y la Roma

Sevilla y la Roma buscarán este miércoles la gloria en la final de la Europa League. Conoce las claves de este encuentro.

El destino de un trofeo europeo depende a menudo de los pequeños detalles: un ajuste táctico, un destello de brillantez individual o la victoria en un duelo cara a cara muy esperado entre Sevilla y la Roma en la final de la Europa League.

La UEFA analizó a los jugadores y los emparejamientos que podrían marcar la diferencia en el Puskás Aréna de Budapest el 31 de mayo a las 2:00 p.m.

Lección italiana ya aprobada

El Sevilla demostró ante la Juventus que tiene herramientas para doblegar a los rivales italianos que se repliegan, como ocurrió después de que los turineses se adelantaran en Sevilla. Intentaron sacar el balón jugado desde lejos y, con movimientos y combinaciones inteligentes, fueron capaces de crear espacios para enviar balones al área. Una señal positiva en caso de que la Roma se quede replegada.

El conocimiento en Europa

Hay algo en esta competición que saca lo mejor del Sevilla, como quedó patente en sus eliminatorias contra el Manchester United y la Juventus. Saben lo que hace falta y creen en sus posibilidades. Nadie lo encarna mejor que Ivan Rakiti y Jesús Navas, que, a sus 35 y 37 años respectivamente, se lucieron ante la Juve, Rakiti dictando el juego en el centro del campo y Navas sin parar de correr. En una final, la experiencia puede marcar la diferencia.

El impulso de Mendilibar

El Sevilla es un equipo en racha. Hace dos meses y medio, pocos esperaban que estuviera en esta final, ya que luchaba en la parte baja de la Liga española. Sin embargo, desde la llegada de Mendilibar han recuperado la forma y la confianza, y sólo han perdido dos de los 15 partidos disputados en todas las competiciones.

La ausencia de Acuña

La expulsión de Marcos Acuña, lateral izquierdo campeón del mundo, en el partido de vuelta contra la Juventus es un contratiempo indudable para el Sevilla. El argentino no sólo es un competidor feroz, sino también una importante baza ofensiva por la izquierda, la segunda mayor fuente de centros del Sevilla después de Navas, y capaz de entrar por dentro y jugar también como un centrocampista más. Mendilibar ha dicho que "podría jugar en cualquier equipo del mundo", pero lamentablemente no en el Sevilla de Budapest. Está por ver si Alex Telles puede ocupar su puesto.

La regularidad defensiva de la Roma

El regreso de Chris Smalling tras su lesión contra el Feyenoord supone un gran impulso para el aspecto defensivo de la Roma, que es sin duda el principal punto fuerte del equipo. Su regularidad ha sido notable en esta campaña de la Europa League. Si no que se lo pregunten a la Real Sociedad y al Leverkusen, que no consiguieron marcar contra el equipo de José Mourinho. En general, ha sido muy difícil perforar la zaga de la Roma en la Europa League, como confirman las cinco porterías a cero de los ocho partidos de la fase eliminatoria. La presencia de un guardameta fiable como Rui Patrício, que es ahora el que más partidos ha disputado en la era de la Europa League, es la guinda del pastel para una defensa que también puede contar con el liderazgo de Gianluca Mancini.

El factor Mourinho

El Sevilla está más acostumbrado a este tipo de partidos, y ha ganado la Europa League un récord de seis veces, pero la Roma tiene a Mourinho en el banquillo. Ésta será la sexta final de la UEFA en la carrera del técnico portugués, que ha ganado las cinco anteriores. Tirana y el triunfo del año pasado en la UEFA Europa Conference League demostraron cómo el 'Special One' ya ha transmitido su mentalidad ganadora a los giallorossi, que volverán a contar con un plan de juego meticulosamente pensado hasta el último detalle. Convertirse en el primer entrenador que gana la Europa League con tres equipos diferentes podría ser una motivación extra para Mourinho, y sus jugadores están decididos a proporcionarle este récord.

FUENTE: EUROPA LEAGUE

En esta nota: