Legionarios Fútbol Internacional - 

José Fajardo fue víctima de insultos racistas en Ecuador

El delantero panameño José Fajardo recibió insultos racistas en el duelo ante Sociedad Deportiva Aucas.

El Club Universidad Católica de Ecuador informó que ha presentado en la Dirección de Integridad, Prevención e Investigación Liga Pro y al Comité Disciplinario de la Liga Profesional de Fútbol del Ecuador, una carta de rechazo y solicitud de investigación respecto a las ofensas racistas proferidas por el jugador de Sociedad Deportiva Aucas, Jeison Medina, en perjuicio del atacante panameño José Fajardo.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/UCatolicaEC/status/1793409588802269460&partner=&hide_thread=false

¿Qué le dijeron a José Fajardo?

Durante el partido entre Sociedad Deportivo Aucas y Universidad Católica del Ecuador, de 19 de mayo 2024, correspondiente a la décimo tercera fecha del campeonato nacional Liga Pro-Ecuabet, en el minuto 80'35 del partido, se aprecia que el jugador Jeison Medina profiere ofensas racistas en contra de José Fajardo llamándolo "mono" y "gorila".

El árbitro Augusto Aragón, juez del encuentro fue informado del acto y amonestó sólo con tarjeta amarilla, siendo esta una conducta discriminatoria que debió sancionarse con expulsión por cometer una infracción grave bajo los términos de los artículos 15 y 204 del Código Disciplinario de la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

La Universidad Católica se pronunció

El Club Universidad Católica del Ecuador rechaza todo tipo de ofensas e insultos discriminatorios o de carácter racial que atenten contra la dignidad de las personas, y por tanto se ha solicitado la sanción prevista en los reglamentos respectivos, no solo contra el jugador Medina, sino también contra el árbitro que dirigió el partido señalado. Requerimos ser informados del avance de las investigaciones y de las decisiones que tomen tanto la Dirección de Integridad, Prevención e Investigación como el Comité Disciplinario de Liga Pro, para que la ciudadanía conozca lo que se resuelva.

FUENTE: UNIVERSIDAD CATÓLICA