Deportes

Australia: Williams y Henin en una final clásica

MELBOURNE, Australia (AP). Serena Williams también es fanática de la historia del regreso de Justine Henin al tenis profesional.

Es una historia "extraordinaria", dijo la estadounidense.

Apenas en su segundo torneo tras salir de un retiro de 20 meses, Henin llegó hasta la final del Abierto de Australia. Su único obstáculo para un cierre feliz es Williams, su oponente del sábado.

"Justine no lleva mucho tiempo alejada, pero de todas formas es una buena historia", comentó Williams, quien tiene una larga e intensa rivalidad con Henin.

Williams, primera del ranking mundial, y la ex número uno Henin se han enfrentado en 13 ocasiones, incluyendo seis veces en Grand Slams pero nunca en una final. Williams tiene ventaja de 7-6 en todos sus duelos, pero la belga la aventaja 4-2 en majors.

Henin es cautelosa a la hora de ser muy optimista, pero quedó contenta el jueves tras aplastar 6-1, 6-0 a la china Zheng Jie en las semifinales. El partido duró apenas 51 minutos.

"Estoy consciente de que esto es extraordinario", comentó la belga de 27 años. "Cuando subí­ al avión nunca hubiese pensado que estarí­a en la final del Abierto de Australia".

Williams tuvo un camino mucho más difí­cil, al desperdiciar cuatro puntos de partido antes de liquidar 7-6 (4), 7-6 (1) a la china Li Na.

Williams y Henin se describen mutuamente como luchadoras con habilidades fí­sicas extraordinarias y la fortaleza mental necesaria para remontar marcadores.

"Ella es una verdadera campeona", dijo Henin sobre Williams. "Una luchadora. Nunca se rinde... creo que nos respetamos mucho por eso. Ambas somos luchadoras. Queremos ganar. Y creo que quizás nos ayudamos mutuamente a ser mejores".

Cuando le preguntaron que mencionara las fortalezas de Henin, Williams fue breve: "Creo que habrí­a que ver qué no hace bien".

"Sacamos lo mejor de cada una", comentó la norteamericana de 28 años. "Creo que ambas jugamos con el corazón. Creo que eso genera una buena rivalidad".

El regreso de Henin y su compatriota Kim Clijsters _campeona del Abierto de Estados Unidos_ le dio vida y rivalidades al tenis femenino, que cuenta con muchas jóvenes prometedoras pero ha sufrido de algunas finales aburridas durante su ausencia.

La final del sábado es otro capí­tulo entre dos campeonas que luchan por ser la mejor de su generación. Williams tiene 11 tí­tulos de Grand Slam y Henin siete.

Williams ha ganado los cuatro majors, demostrando su superioridad en todas las superficies.

Williams también cuenta con más dinero en premios, con 28,5 millones desde que se convirtió en profesional en 1995, comparado con los 19,4 millones de Henin, quien empezó a competir en la WTA en 1999.

Pero Henin ha pasado más tiempo en la cima del ranking, 117 semanas comparado con 89 de Williams.

Otro punto a tomar en cuenta es lo que Henin llama su "frescura" mental y fí­sica tras 20 meses sin competir en el circuito.

En el mejor momento de su carrera, Henin sorprendió al mundo del tenis al anunciar su retiro en mayo de 2008, alegando que habí­a perdido la pasión por el deporte. Se convirtió en la primera mujer que se retira mientras era la número uno del ranking.

Ahora, el partido contra Williams enciende la llama competitiva de Henin.

"No puedo esperar por la final", comentó. "Es más que un sueño. No quisiera que fuera cualquier otra persona el sábado, porque es magní­fico el reto de enfrentar a la número uno del mundo".

FUENTE: Agencia AP