Deportes 19 de julio 2008 - 12:00hs

Beijing comienza campaña para depurar la atmósfera

BEIJING (AP). Una clausura de Beijing previa a los Juegos Olí­mpicos comienza el domingo. Se trata de un drástico plan para eliminar la contaminación atmosférica de la capital cuando faltan tres semanas para el inicio de la justa.

La mitad de los 3,3 millones de vehí­culos que circulan por Beijing serán retirados de las calles. También serán clausuradas muchas fábricas que contaminan la atmósfera. Plantas quí­micas y eléctricas y fundiciones que continúen funcionando tendrán que reducir sus emisiones en un 30%. También se paralizará la construcción de edificios que diseminen polvo.

"Una niebla espesa en la ceremonia inaugural serí­a la peor pesadilla" del gobierno chino, dijo Victor Cha, director de Estudios Asiáticos en la universidad de Georgetown, en Washington, D.C.

Un estudio del Banco Mundial determinó que China cuenta con 16 de las 20 peores ciudades del mundo en materia de contaminación. Tres cuartas partes del agua que fluye a través de las zonas urbanas es peligrosa para la salud.

El presidente del Comité Olí­mpico Internacional Jacques Rogge ha advertido en varias ocasiones que eventos de resistencia que se realicen al aire libre y que duren más de una hora serán postergados si la calidad del aire no es adecuada.

De acuerdo al plan de las autoridades de Beijing, los vehí­culos podrán circular en las calles en dí­as alternativos, según el último número de sus placas. Además, 300.000 vehí­culos que causan gran contaminación, especialmente camiones viejos, muchos de los cuales sólo operan de noche, cesaron de circular a partir del primero de julio.

Para facilitar el descongestionamiento, se ha pedido a los empleadores que los horarios de trabajo sean escalonados. Las instituciones públicas abrirán sus puertas una hora más tarde de lo normal.

Dos nuevas lí­neas de subterráneo y un tren que conduce al aeropuerto y que fueron inaugurados el sábado, podrí­an contribuir a traer alivio.

El plan para limpiar la atmósfera de Beijing está acompañado por grandes medidas de seguridad. Cien mil policí­as vigilarán el evento. Barreras de alambre de púa y soldados custodiarán zonas aledañas al área verde de los Juegos Olí­mpicos. Inclusive han sido instalados misiles tierra-aire cerca de uno de los lugares de las Olimpí­adas para protegerlo en caso de un ataque.

Las medidas de seguridad, las estrictas normas para conseguir visas, y los exhorbitantes precios de las habitaciones de hoteles parecen haber desalentado a muchos extranjeros. Varios clubes nocturnos cerca de sitios donde se disputarán los juegos han sido clausurados por funcionarios de seguridad, quienes dicen que extremistas musulmanes de la región occidental de Xinjiang podrí­an lanzar ataques.

FUENTE: Agencia AP