Deportes 16 de agosto 2008 - 06:00hs

Cielo gana los 50 libre y da a Brasil su primer oro en natación

BEIJING (AP). César Cielo, quien habí­a llegado a la sombra de su compañero Thiago Pereira, le hizo vivir el sábado a Brasil su dí­a más histórico en la natación olí­mpica al ganar una medalla de oro en los 50 metros libre, la prueba más rápida de ese deporte.

Fue el primer oro para Brasil en la natación y la segunda medalla que atrapa Cielo después de la de bronce en los 100 metros libre, mientras que Thiago Pereira, que focalizaba la atención de la prensa brasileña por sus seis oros en los Panamericanos de Rí­o 2007, tuvo su mejor prueba con un cuarto puesto en los 200 combinados.

"Son los 50 metros, no hay lí­mites", declaró Cielo, quien lloró desconsolado tras ser galardonado con el metal dorado en el Cubo de Agua, donde se fundió en abrazos con los integrantes de la delegación brasileña.

Cielo registró 21.30 segundos y batió el récord olí­mpico de 21.34 que el dí­a previo impuso en las semifinales. Cuando ganó el bronce en los 100 libres, lo compartió con el estadounidense Jason Lezak.

"Voy a seguir entrenando fuerte. Yo espero que sea el comienzo de mejores cosas".

Francia copó los otros puestos del podio de los 50: Amaury Leveaux se llevó la medalla de plata con 21.45 y Alain Bernard, campeón de los 100, el bronce con 21.49. El australiano Eamon Sullivan, dueño del récord mundial y plata en los 100, quedó sexto con 21.65.

"Fue una tremenda satisfacción haberle ganado a estos dos gigantes", dijo Cielo en la posterior rueda de prensa, y señalando a Leveaux y Bernard, quienes lo flanqueaban en el lugar.

Cuando se le preguntó si en los 50 podí­a ganarle a Michael Phelps, ganador de siete medallas de oro, Cielo contestó: "yo soy yo, y él es él". Y cuando recordó que el estadounidense lo acababa de felicitar por su triunfo, volvió a llorar mientras Levaux y Bernard lo miraban en silencio.

Antes habí­a dicho que "me sentí­ un poquito nervioso previo a la carrera, pero creo que ha sido la mejor de mi vida".

"Toda mi vida soñé con ser un campeón olí­mpico y ahora es toda una realidad", dijo el paulista de 21 años.

"Y no hay sensación mejor que terminar la prueba y ver el número "1" delante de mi nombre", subrayó Cielo.

Brasil tení­a 10 medallas en la historia olí­mpica de la natación, entre ellas tres de plata y siete de bronce, y ahora Cielo acaba de sumarle una más y nada menos que la más apetecible.

Además, Cielo terminó con una sequí­a en la natación olí­mpica brasileña ya que no embolsaba una medalla desde que en Sidney 2000 se logró un bronce en el relevo 4x100.

Cielo se quedó corto por dos centésimas del récord mundial de 21.28, pero afirmó que sin duda puede nadar más rápido.

"Todaví­a no logro el tiempo que busco. El resto es un secreto. Cuando lo logre, se los haré saber".

FUENTE: Agencia AP