Deportes 8 de julio 2008 - 14:00hs

España está en la cima del mundo deportivo

MADRID (AP). España se encuentra en la cima del mundo deportivo luego del triunfo de Rafael Nadal en la final de Wimbledon y la coronación de su selección de fútbol en la Eurocopa.

En un plazo de siete dí­as, España enterró sus dos pesadillas deportivas. Primero, la "Roja" ganó la final de la Euro el 29 de junio contra Alemania, y el domingo pasado, Nadal derrotó a Federer en cinco épicos sets en Wimbledon.

"Hay siglos en los que un paí­s no está para nada y, en cambio, semanas como la pasada en las que se sacude de golpe los complejos más arraigados", escribió Javier Romano, un columnista del deportivo Marca.

De hecho, los triunfos españoles en fútbol y tenis encabezan la lista de improbables logros deportivos. Y no porque España sea mala en esos deportes, sino porque siempre ha fracasado a pesar de ser tan buena.

La selección española de fútbol ha tenido a algunos de los mejores jugadores del mundo durante años, pero no ganaba un torneo importante desde 1964, cuando organizó la Eurocopa. Tampoco han escaseado las estrellas de tenis, pero el paí­s no producí­a un campeón de Wimbledon desde 1966, cuando Manolo Santana derrotó a R.D. Ralston en la final.

En esa época, el general Francisco Franco todaví­a gobernaba con mano dura en España y el paí­s estaba en la ruina económica, aislado del resto del mundo desde su guerra civil en la década de 1930.

Ahora, España es una democracia en apogeo con la octava economí­a más grande del mundo. Sus ciudades y playas están abarrotadas con turistas de todo el mundo, y las páginas de sus diarios y revistas están repletas con noticias de sus estrellas internacionales del cine como Javier Bardem y Penélope Cruz.

La transformación del paí­s en un coloso del deporte ha sido igual de extraordinaria.

España cuenta con dos de los clubes de fútbol más importantes del mundo, Real Madrid y el Barcelona. Su equipo de básquetbol es campeón del mundo, y también es hogar del astro de los Lakers de Los Angeles, Pau Gasol, del bicampeón de la Fórmula Uno Fernando Alonso, y del campeón del Tour de Francia del 2007, Alberto Contador.

Santiago Segurola, uno de los principales cronistas deportivos del paí­s, atribuye el éxito deportivo español a un mayor financiamiento público y privado, el avance en los derechos de las mujeres, y una amplia mejorí­a en la riqueza y la salud del pueblo desde la muerte de Franco en 1975.

"Antes de la muerte de Franco, éramos un paí­s pobre, un paí­s mal dirigido", dijo a la AP. "Ahora, no hay paí­s que esté a la altura de España en campeones".

La estatura promedio del hombre español es 1,77 metros, unos nueve centí­metros más que en la década de los 70, según Segurola. Ese incremento en la estatura ha hecho más fácil que España compita de tú a tú con otras potencias deportivas como Alemania.

El ascenso deportivo español también puede ser visto en las olimpiadas. Desde el comienzo de las olimpiadas modernas en 1896 hasta 1976, el año después de la muerte de Franco, el paí­s ganó un total de 11 medallas. Desde 1992, cuando organizó los Juegos Olí­mpicos en Barcelona, tiene 69 medallas, indicó Segurola.

Los triunfos en fútbol y tenis provocaron un frenesí­ público, con celebraciones en las calles después de la Eurocopa y columnistas debatiendo esta semana si Nadal es la máxima estrella deportiva en la historia del paí­s.

Finalmente prevaleció la razón, y la mayorí­a de los cronistas dijeron que probablemente es muy pronto para colocar a Nadal por encima de Miguel Induraí­n, el pentacampeón del Tour de Francia.

Sin embargo, para el español común y corriente, que tiene que lidiar con una baja en el mercado inmobiliario, el aumento el precio del combustible y de los alimentos, y el creciente desempleo, las victorias significaron una oportunidad para celebrar sin preocupaciones.

"Los deportes nos hacen sentir orgullosos de ser españoles", dijo Juan Carlos Galdón, un cerrajero de 27 años en la ciudad de Pamplona mientras observaba el martes la tradicional corrida de los toros.

"Todos tenemos nuestros problemas personales y económicos, pero al final, es importante superarlos con felicidad", agregó.

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: