Deportes 30 de enero 2010 - 20:00hs

Favorable traslado del Pro Bowl a Miami entre quejas de jugadores

MIAMI (AP). El traslado experimental del Pro Bowl a Miami este año ha tenido buenos resultados con mejores ventas de entradas y más cobertura de los medios de comunicación, aunque algunos jugadores han rezongado.

"Me gusta mucho más Hawai", dijo el linebacker James Harrison de los Steelers de Pittsburgh. Junto con otros jugadores estelares querí­a que la temporada terminara en Miami, pero no esta semana.

Con una nueva sede y una nuevo lugar en el calendario, el Pro Bowl será disputado el domingo como una especie de antesala del Super Bowl de la semana siguiente en el mismo terreno de juego.

En definitiva es como un ejercicio de calentamiento.

"Hay un sabor agridulce", estimó el quarterback Tony Romo, una incorporación tardí­a a la alineación de la Conferencia Nacional luego que los Cowboys de Dallas se quedaron a dos victorias de llegar al Super Bowl. "Uno siempre espera jugar en el gran partido".

La NFL tiene la intención de transformar al Pro Bowl en un partido con presencia y por eso decidió realizarlo antes del Super Bowl por primera vez. La liga también mudó al encuentro de Honolulu, su recinto desde 1980.

Un resultado: La mayor asistencia de espectadores en 51 años, pues se prevé agotar las más de 70.000 entradas. Pero algunos jugadores dijeron que preferí­an el escenario más exótico de Honolulu para el partido.

"Hawai es considerado como una vacación", expresó el tight end Antonio Gates de San Diego. "Muchos de esos muchachos (jugadores) son de Florida, y mucha gente viene regularmente a Florida".

Por lo pronto, las ausencias de jugadores fueron numerosas, como siempre. Más de una docena se abstuvieron argumentando lesiones.

Casi el 40% de los seleccionados originalmente no jugarán. Entre estos hay siete de los Colts y siete de los Saints que prefirieron prepararse para el Super Bowl, lo cual es una desventaja de jugar primero el Pro Bowl.

El vicepresidente de la NFL para eventos, Frank Supovitz, dijo sin embargo que las ventas de boletos muestran un incremento del entusiasmo por el Pro Bowl. Y también espera optimista una buena presencia de televidentes.

Los que sintonizan el partido en la televisión verán a astros veteranos como Ray Lewis, Chad Ochocinco y DeMarcus Ware, además de debutantes en el Pro Bowl como DeAngelo Williams, Clay Matthews y Matt Schaub. El número de televidentes permitirá a la NFL decidir el lugar y la fecha de futuras versiones del Pro Bowl.

El partido regresará a Honolulu en el 2011 y el 2012, pero la liga no ha decidido si efectuar esos encuentros antes o después del Super Bowl. La sede del Pro Bowl para el 2013 y para otros años no ha sido determinada.

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: