BOXEO Boxeo -  5 de octubre 2021 - 15:07hs

Muere luchador que había sido noqueado en una pelea de boxeo sin guantes

Justin Thornton, luchador estadounidense de 38 años, falleció luego de estar hospitalizado desde el 20 de agosto cuando cayó noqueado en una pelea.

El peleador estadounidense había sufrido graves heridas el pasado 20 de agosto luego de caer noqueado a los 19 segundos de iniciar un combate frente a su compatriota Dillon Cleckler en un evento de Bare Knuckle Fighting Championship (BKFC), una modalidad de boxeo sin guantes, donde los protagonistas solo llevan vendas en sus manos.

La noticia fue dada a conocer a través de un comunicado firmado por David Felman, Presidente de la misma compañía BKFC.

"Nos unimos al resto de la comunidad de los deportes de combate y le enviamos nuestras condolencias a su familia y seres queridos", señala parte del comunicado.

https://twitter.com/bareknucklefc/status/1445205345517850625

Según informes, Thornton quedó parcialmente paralizado y sufrió una serie de problemas de salud, entre ellos una infección por lesión en la médula espinal. El 23 de septiembre fue realizada una publicación en su perfil de Facebook donde señalaba que necesitaba ayuda para respirar y sufría una infección en los pulmones.

Como luchador de MMA, Thornton tenía un récord de 6-18 y compitió en varias promociones regionales. Compartió el octágono con pesos pesados de la UFC como Walt Harris y Chase Sherman.

Dillon Cleckler, el peleador que noqueó a Thornton, lamentó la muerte de su rival:

“Como luchador, nada te prepara para las noticias que recibí esta mañana camino al entrenamiento. Es posible que algunos de ustedes no se hayan enterado todavía, pero mi último oponente, Justin Thornton, falleció anoche. No puedo evitar sentirme absolutamente devastado por esto porque conozco a Justin desde hace años. No mucha gente lo sabe, pero peleamos hace 8 años y me dijo de inmediato que quería la revancha. Sé que cuando recibió la llamada telefónica para finalmente obtener la revancha en un escenario más grande, vio una gran oportunidad y la aprovechó. Justin es un guerrero. Estaba en su sangre luchar. Le encantó. Luchó contra cualquiera, en cualquier momento y en cualquier lugar y cuando no tenía un oponente, aún aprovechó la oportunidad para entrar allí conmigo nuevamente. Cualquier hombre o mujer que pise el ring o la jaula es especial, toman riesgos que el 99,99% del mundo nunca tomaría y, a veces, todavía no sé por qué lo hacemos... pero Justin fue un luchador por completo y no merece nada más que respeto. Mis pensamientos y oraciones están con Justin Thornton y su familia en este momento. Descansa en Paz Guerrero”.

En esta nota: