Fútbol Fútbol -  19 de noviembre 2011 - 22:00hs

Beckham busca coronar temporada en Galaxy con tí­tulo de la MLS

CARSON, California, EE.UU. (AP). David Beckham llega el domingo a la gran final de su saga de cinco años en Hollywood.

El astro británico disputará su primera final del fútbol estadounidense con el Galaxy de Los Angeles y aspira a levantar la Copa de la MLS para redondear su inusitada experiencia en Estados Unidos.

Después de lograr su mejor año en la MLS durante una temporada dominante del Galaxy, el volante necesita sólo una victoria más para ganar algo que ni siquiera sabí­a que llegarí­a a desear cuando se mudó a Los Angeles entre bombos y platillos en 2007.

"Para ser honesto, recién hace uno o dos años que empecé a comprender el sistema de la postemporada", admitió Beckham con una amplia sonrisa. "Es algo a lo que me tengo que acostumbrar ahora. Hemos tenido éxito en los últimos tres años, pero queremos el mayor. Queremos la Copa de la MLS".

Por segunda temporada en fila, el Galaxy y sus numerosos astros ganaron el premio Supporters Shields como el lí­der de la temporada regular, lo que significarí­a el tí­tulo en cualquier liga importante de fútbol.

Sin embargo, Los Angeles tuvo luego que ganar tres series de postemporada para llegar a ser el favorito en la pelea por la Copa contra el tenaz Dynamo de Houston, que debe jugar sin su lesionado astro Brad Davis.

La final se juega usualmente en un lugar neutral, pero el Galaxy tuvo la suerte de que este año se hubiera designado como sede al Home Depot Center, su estadio al sur del centro de Los Angeles. Aunque el Dynamo tiene toda la capacidad para arruinarle un dí­a especial al Galaxy, la mesa está puesta para la coronación de Beckham.

"Consideré que habí­a logrado todo lo que podí­a en Europa y querí­a otro desafí­o", indicó Beckham, quien fue segundo en la liga con 15 pases de gol esta temporada y luego brindó ese mismo servicio en cada partido de los playoffs.

"Mi experiencia ha sido asombrosa", agregó el inglés. "He podido jugar con algunos grandes jugadores. Ha pasado muy rápido, pero la disfruté... Por supuesto que quiero ganar la Copa el domingo, pero que la ganemos es más importante para el equipo".

Y cómo no. Una victoria en su séptima final de la MLS _un récord en la liga_ serí­a la reivindicación de la estrategia del Galaxy, de apostar a las estrellas para avanzar en una liga de lento desarrollo.

Ningún equipo ha ganado el campeonato con un "jugador designado", la figura legal que la liga creó para que Los Angeles pudiera sobrepasar el tope salarial y fichara a Beckham con un contrato de cinco temporadas por 32,5 millones de dólares.

Donovan y el nuevo delantero irlandés del Galaxy, Robbie Keane, son también jugadores designados y una gran parte de la liga ha aprovechado ese sistema en las dos últimas temporadas.

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: