Fútbol Fútbol -  23 de junio 2010 - 16:00hs

Mundial: Pelí­cula de Palermo podrí­a titularse "Campeón Mundial"

PRETORIA, Sudáfrica (AP). Martí­n Palermo aún no escribió el final perfecto de su cautivante pelí­cula de la cual es el principal protagonista.

Aún con la felicidad congelada en su rostro, el atacante de Argentina, de 36 años, ya puso en marcha el epí­logo de su filme en el Mundial de Sudáfrica con un memorable gol que selló el 2-0 ante Grecia.

Tal como cuando la mete adentro, sin vuelta alguna, Palermo quizás ensaye con este tí­tulo para su obra: "La leyenda de un campeón mundial".

Pero el "Titán", quien escribe su guión en compañí­a de otros ilustres artistas del balón como Diego Maradona y Lionel Messi, aún no encuentra el tí­tulo corto y perfecto ya que por ahora le sale largo.

"Cambio todo, cualquier situación de mi vida, de mi carrera, por el 11 de julio levantar la Copa", dijo Palermo en reunión de prensa en Pretoria.

Fue el primer gol de Palermo en un mundial, en el que además debutó con tan solo 11 minutos en la cancha. Tiempo suficiente como para capturar un rebote y enviarla dentro de los lí­mites precisos.

Además, fue un gol de derecha, su pierna menos hábil. Pero Palermo tiene goles de todos los colores: de cabeza, casi desde la mitad de la cancha; una vez con el hombro, otra con la rodilla.

O de penal, o luego de tropezarse y tocar dos veces la pelota. También desperdició con Argentina tres penales en un mismo partido en la derrota 3-0 ante Colombia en la Copa América de 1999. En la pelí­cula de Palermo abundan las emociones.

Todos sus goles valen uno. Pero el que le metió a Grecia será parte vital de su pelí­cula, porque debido a sus emociones valdrí­a triple.

"Es la mayor satisfacción que el fútbol me ha dado", dijo Palermo, quien en la selección metió nueve goles en 15 partidos.

"Son muchas las sensaciones para expresar y para decir lo que uno vivió en ese momento", agregó el artillero, apodado además cariñosamente el "Loco".

Y barnizado por la luminosidad envolvente de los flashes de las fotos, agregó: "Es algo soñado. Esto no tiene comparación, vivirlo es inexplicable".

Palermo tuvo palabras de agradecimiento y elogio para Maradona "que me dio esta oportunidad" ya que lo convocó contra viento y marea dejando de lado a Ezequiel Lavezzi y Lisandro López, entre otros.

Parecí­a que Palermo tendrí­a destino eterno de banco, ya que en el plantel están nada menos que los delanteros Messi, Gonzalo Higuaí­n, Carlos Tevez, Diego Milito y Sergio Agüero.

Pero Maradona confió en él y antes de mandarlo a la cancha por Milito _en vez de poner a Higuaí­n_ lo alentó: "Le dije, 'andá y definí­melo'", relató el entrenador.

Subrayó que sus asistentes preferí­an que entrara Higuaí­n por Milito. "Ah sí­, ustedes dos Higuaí­n, traéme a Martí­n. Me salió bien, le gané a los dos", señaló Maradona.

Y Palermo cumplió, con esa fidelidad graní­tica que le profesa al gol.

"Ojalá que siempre haya algo más que me sorprenda y que pueda vivir y contarlo", dijo Palermo, quien además de Boca Juniors paseó sus goles por Estudiantes de La Plata y los españoles Villarreal, Betis y Deportivo Alavés.

FUENTE: Agencia AP