Fútbol Fútbol -  23 de junio 2010 - 20:00hs

Mundial: Uruguay, México y Alemania silencian a los escépticos

JOHANNESBURGO (AP). Veinticuatro horas después de que Uruguay y México renunciasen a especular en busca de un empate que los clasificaba a ambos, Alemania volvió a silenciar a los escépticos.

A los alemanes les hubiese convenido igualar el miércoles con Ghana y terminar segundos en el Grupo D para no tener que vérselas con Inglaterra en la próxima fase. Sin embargo, ganaron 1-0 y ahora se eliminarán con los ingleses, en un temprano duelo de gigantes.

Alemania sabí­a que Inglaterra habí­a terminado segunda en el Grupo C porque esa zona se dirimió unas horas antes.

De todos modos, se jugó en busca de la victoria y la logró cuando Mesut Ozil clavó en un ángulo un tiro desde la entrada del área a los 60 minutos, en un partido de ida y vuelta, en el que ninguno regaló nada.

Ghana también se jugó en busca del triunfo a pesar de que el empate la beneficiaba. Los africanos, no obstante, también se clasificaron por tener mejor saldo de goles que Australia.

"No importa con quien jugamos ahora. Lo que cuenta es seguir ganando", afirmó Ozil.

Alemania habí­a goleado 4-1 a Australia para luego caer 1-0 con Serbia. Los germanos, que vinieron con un equipo joven, consideraron más importante reencontrarse con la victoria que especular con un segundo puesto.

El martes se produjo una situación parecida.

México y Uruguay avanzaban si ambos empataban. Más de uno pensó que no correrí­an riesgos y se contentarí­an con un empate poco peleado.

Los dos, sin embargo, buscaron ganar, empleando planteos ofensivos.

Y Uruguay se llevó la victoria con un gol de Luis Suárez.

"Sabí­amos que tení­amos dos resultados que nos convení­an (triunfo y empate)", señaló Suárez. "Pero nuestro objetivo fue lograr los tres puntos y ser lí­deres del grupo".

El primer puesto evitó que Uruguay enfrentase a Argentina en la segunda rueda.

En el pasado, hubo casos en los que dos equipos a los que les convení­a empatar hicieron un pacto tácito de no agresión y jugaron de compromiso, sin buscar realmente el gol. Hubo temores de que en Sudáfrica ocurriese lo mismo. Las dos primeras veces en que se planteó esa situación, no obstante, los equipos jugaron con vergüenza deportiva y hubo un ganador.

FUENTE: Agencia AP