Fútbol Fútbol -  22 de diciembre 2011 - 12:00hs

Partido en Holanda en suspenso por agresión a Alvarado

AMSTERDAM (AP). La federación holandesa de fútbol señaló el jueves que no ha decidido si repetirá un partido por la Copa de Holanda entre Ajax y AZ Alkmaar que fue detenido después que un hincha entró a la cancha y trató de agredir al portero costarricense Esteban Alvarado.

El arquero de Aklmaar respondió al ataque del fanático de 19 años con una patada de karate que lo derribó al suelo. El árbitro le sacó tarjeta roja a Alvarado por patear dos veces al hincha en el suelo, antes de la intervención de los guardias de seguridad.

El partido fue suspendido a los 36 minutos cuando el técnico de Alkmaar, Gertjan Verbeek, ordenó a su plantel abandonar la cancha en señal de protesta, en lugar de jugar con un hombre menos. Ajax ganaba 1-0 con un gol de Gregory van der Wiel.

El director de Ajax, Jeroen Slop, indicó que el hincha tení­a prohibido entrar al estadio por un año debido a un incidente previo con la seguridad, pero logró ingresar al partido por la Copa con un boleto comprado por un amigo. Ahora tiene prohibido entrar a los partidos de Ajax de por vida.

La reacción de Alvarado provocó diversas opiniones.

El árbitro Bas Nijhuis defendió su decisión de expulsarlo, al señalar que el hincha ya no era una amenaza al estar en el suelo.

Pero el técnico de Ajax, Frank de Boer, apuntó que Alvarado no sabí­a si el fanático cargaba un arma o se iba a levantar para tratar de agredirlo de nuevo.

"Quizás yo hubiese hecho lo mismo, quizás no", comentó De Boer. "Pero lo puedo entender".

El sindicato de jugadores de Holanda pidió que la tarjeta roja sea revocada.

"Esto no puede provocar una suspensión" de Alvarado, señaló el jefe del sindicato, Danny Hesp, al apuntar que la reacción de Alvarado fue en defensa propia. Dijo que la unión "hará todo lo posible por apelar" esta decisión.

La federación señaló el jueves que decidirá "pronto" si el partido del miércoles es repetido, reanudado o si declara a Ajax como ganador.

La policí­a detuvo al hincha de 19 años por cargos de agresión.

Alkmaar defendió su decisión de abandonar el encuentro, y el director del club Toon Gerbrands dijo que los jugadores "no se sentí­an seguros en esta situación".

En un acto inusual, el ministro de justicia holandés Ivo Opstelten opinó que la agresión del hincha fue una "bestialidad" y defendió la decisión de Verbeek.

"Respeto mucho su decisión", expresó Opstelten.

Slop se disculpó por la falla de seguridad y dijo el hincha "posiblemente estaba ebrio".

Agregó que el fanático "habí­a expresado que detesta al portero de AZ, y por eso lo atacó".

FUENTE: Agencia AP

En esta nota: