Fútbol Fútbol -  7 de junio 2021 - 10:33hs

USA vence 3-2 a México en una caótica primera final de la Liga de Naciones

Estados Unidos venció 3-2 a México el domingo en la primera final de la Liga de Naciones de Concacaf tras una prórroga de locura, con incidentes en las gradas y penaltis anotados y fallados, que pasará a la historia de esta acérrima rivalidad.

Hacía 14 años que Estados Unidos no le ganaba una final de Concacaf al país vecino y habitual dominador de la zona, y lo hizo con un dramático y polémico final en territorio local, Denver (Colorado), pero con mayoría de aficionados mexicanos en las gradas.

En el minuto 114, Christian Pulisic, delantero del Chelsea, anotó el 3-2 convirtiendo un penal que desató la expulsión por protestas del seleccionador de México, el argentino Gerardo 'Tata' Martino, y una lluvia de objetos sobre el césped..

Con el Empower Field convertido en un auténtico hervidero, el árbitro panameño John Pitti concedió otra pena máxima al Tri, por mano de Mark McKenzie, que erró Andrés Guardado en el 120+4 enterrando las esperanzas mexicanas.

En el tiempo reglamentario, Jesús 'Tecatito' Corona había anotado una veloz diana en el minuto 2 y Diego Lainez aumentó la cuenta para México en el 79. Los goles de Estados Unidos fueron obra de los jóvenes Gio Reyna en el 27 y Weston McKennie en el 82 y de Pulisic desde los doce pasos en el 114.

El delantero del Chelsea coronó una espectacular semana en la que primero se convirtió en el primer estadounidense en ganar la Liga de Campeones de la UEFA y este domingo alzó como capitán su primer título con la selección.

"Es simplemente la forma perfecta de acabar el año, honestamente. Estoy tan orgulloso de este grupo", se felicitó este delantero de 22 años.

Pulisic no pesó en el partido hasta que forzó en el tiempo extra el penal de Carlos Salcedo, que le derribó en el área antes de despejar la pelota con el pie.

Pese a las presiones del público y el equipo mexicano, Pitti señaló la pena máxima tras consultar con el VAR, a donde regresó para marcar el otro penal por mano de McKenzie en el área mexicana.

Guardado, que cumplía 116 partidos como internacional, lanzó un potente disparo que fue despejado por Ethan Horvath, héroe inesperado tras ingresar de relevo en la segunda parte por el lesionado Zach Steffen.

"Esta es mi ciudad. Es un momento muy especial, estoy sin palabras", dijo Horvath, ovacionado por la afición de su estado natal de Colorado.

Primera final perdida de Martino

Para Gerardo Martino es su primera final perdida desde que está al frente del Tri, después de conquistar la Copa Oro de 2019 ante Estados Unidos.

"No tengo dudas de que si hubo un ganador en los 90 y 120 minutos debió ser México", dijo el asistente Jorge Theiler, que sustituyó a Martino ante los medios.

"Hoy hemos hecho uno de los mejores partidos desde que estamos al frente de la selección mexicana. Estas son palabras de Gerardo. Está muy conforme con la actitud y el juego", sostuvo Theiler.

Estados Unidos logró su segunda victoria en siete finales de torneos de Concacaf contra México, la primera desde la Copa Oro de 2007.

También es el primer título de la prometedora generación estadounidense que, además de Pulisic, cuenta con el punta del Borussia Dortmund Gio Reyna (18 años) y el lateral del FC Barcelona Sergiño Dest (20).

El mediocampista de la Juventus Weston McKennie, de 22 años, fue elegido Mejor Jugador de la primera Liga de Naciones, torneo creado por la Concacaf para ofrecer más partidos competitivos a sus selecciones.

"Para este grupo es un título muy importante. Somos un equipo joven y tenemos que aprender como ganar", declaró el seleccionador estadounidense, Gregg Berhalter. 

Caótica prórroga

Los primeros 90 minutos ofrecieron un juego trepidante que arrancó con el 'Tecatito' Corona adelantando a México con solo 60 segundos cumplidos.

El extremo del Oporto, que no jugaba desde abril por una lesión, aprovechó un error defensivo de McKenzie para fusilar de zurda a Steffen.

En un primer vuelco del partido, el árbitro anuló un gol del mexicano Héctor Moreno por fuera de juego en el minuto 24 y solo tres después Reyna puso el 1-1 al remachar en boca de gol un cabezazo de McKennie.

Martino introdujo a Diego Lainez en el 78 y solo un minuto después el punta del Betis colocó el 2-1 con una sensacional acción individual.

Cuando los aficionados mexicanos ya acariciaban el trofeo, McKennie hizo explotar a la parte estadounidense del estadio al empatar 2-2 con otro potente cabezazo en el área.

Al igual que en las semifinales ante Costa Rica, el árbitro volvió a parar el juego durante varios minutos en el descuento por el grito homófobico que lanza la afición azteca contra rivales y que la Concacaf trata de combatir.

El partido derivó en la caótica prórroga donde la atención también se centró en los 37.648 espectadores que poblaban las gradas, desde donde se lanzaron botellas de plástico y otros objetos, uno de los cuales impactó en la cabeza a Reyna cuando celebraba el gol definitivo de Pulisic.

Tras el choque, los jugadores mexicanos eludieron descargar la responsabilidad en el arbitraje y se conjuraron para tomar la revancha en la Copa Oro que arranca el 10 de julio en Estados Unidos.


FUENTE: AFP