Deportes 25 de enero 2012 - 00:00hs

Para entrenador de Patriots, la constancia es clave para ganar

FOXBOROUGH, Massachusetts, EE.UU. (AP). Sea el partido inaugural o el Súper Bowl, todos los encuentros son importantes para Bill Belichick.

La congruencia al prepararse para el próximo oponente, sea una potencia o un flan, es el pilar del estilo de conducción que ha llevado a los Patriots de Nueva Inglaterra a su quinto Súper Bowl en 11 años.

"Sabes qué esperar de él cada semana", dijo el wide receiver Matthew Slater. "La atención al detalle siempre está ahí­. No importa si es una semana de descanso o la ronda divisional de playoffs. Está comprometido con ganar, y ese compromiso nunca flaquea, sin importar las circunstancias".

El mensaje de Belichick para los jugadores es sencillo: dominar los aspectos fundamentales del juego y hacer su trabajo mientras se preparan para las peculiaridades del siguiente adversario.

Eso le ha dado 10 triunfos al hilo, ocho en la temporada regular y dos en la postemporada. Otra victoria, el 5 de febrero contra los Giants de Nueva York, le darí­a a los Patriots su cuarto tí­tulo de la NFL.

"Me parece que cada partido es importante", dijo Belichick el martes. "Cada vez que tenemos una oportunidad de competir, tratamos de aprovechar el tiempo previo a esa oportunidad: la semana de práctica, la preparación, el estudio de videos, entender nuestro plan de juego y nuestros ajustes, todas esas cosas".

"¿Qué otra cosa hay que hacer, además de preparar el partido siguiente en tu agenda, el que vas a jugar? Tratas de cubrir las cosas básicas para ese encuentro, las juegas, y luego empiezas de nuevo el proceso con la siguiente", agregó.

El guard derecho Brian Waters jugó sus primeras 11 temporadas con los Chiefs de Kansas City, pero cuando firmó con los Patriots el 4 de septiembre, ocho dí­as antes del arranque de la temporada, rápidamente se percató de la diferencia en el estilo de Belichick.

"No estuve aquí­ en la pretemporada, pero desde el primer dí­a puedo decir que es muy detallista", dijo Waters. "Para él lo que importa es que cada quien haga su propio trabajo y se quede en su trayectoria. Cada uno tiene sus propias responsabilidades. Eso es algo que aprendes desde el principio y es algo que sigue recalcando hoy".

El manual de juego de Belichick también contempla no enfocarse en el pasado ni en un futuro lejano, sólo en la próxima práctica o en el próximo partido.

Pero quizá lo más destacable de Belichick es su "constancia, su capacidad para mantenerse concentrado al máximo nivel, y hacerlo una y otra vez todas las semanas", dijo el tackle izquierdo Matt Light.

"No es fácil, obviamente, dirigir un equipo y soportar a un montón de sujetos como yo y el resto de los cabezas huecas que estamos en el vestuario", agregó. "Pero, ¿sabes? Creo que venir y poner el ejemplo con todos los entrenadores y con la manera como se dirige a todos, facilita que todos le obedezcamos".

FUENTE: Agencia AP