Deportes 29 de enero 2011 - 00:00hs

Las facetas dispares del carismático Mendenhall de Steelers

PITTSBURGH, Pensilvania, EE.UU. (AP). Rashard Mendenhall camina por el vestuario cantando en voz alta, molesta juguetonamente a un compañero de equipo, bromea con un empleado del equipo y se detiene cerca de su casillero.

Entonces, los reporteros lo rodean y Mendenhall se convierte en otro aburrido deportista. El corredor de los Steelers responde a las preguntas con una voz suave y calmada, cuidándose de no decir demasiado.

En cuanto las cámaras y las grabadoras se apagan, Mendenhall vuelve a ser el mismo.

"Es un tipo carismático", dijo el guardia derecho Ramon Foster. "Hace puras locuras".

Pero en el terreno de juego, Mendenhall es todo un profesional. Es un corredor recio y una parte importante de la ofensiva de Pittsburgh. Tuvo un desempeño sobresaliente contra los Jets de Nueva York en la final de la Conferencia Americana. Si rinde de manera similar contra los Packers de Green Bay, entonces los Steelers podrí­an ganar su séptimo tí­tulo de Super Bowl.

"Cada partido es diferente", dijo Mendenhall. "Quieres repetir las cosas positivas de la semana anterior y tratar de maximizar tu desempeño".

Una fuerte ofensiva terrestre ha sido el sello distintivo de Pittsburgh. De Byron "Whizzer" White a Bill Dudley, sin olvidar a John Henry Johnson y Franco Harris, y pasando por Jerome Bettis y Willie Parker, los Steelers tradicionalmente han ganado corriendo y con una defensiva amenazante.

Pero el fuerte brazo de Ben Roethlisberger y un grupo de talentosos receptores hicieron a los Steelers un equipo pasador en los últimos dos años.

La suspensión de Roethlisberger al inicio de la temporada contribuyó a que hubiera un renovado énfasis en las jugadas por tierra.

Mendenhall tuvo dos de sus tres juegos de 100 yardas en temporada regular durante la ausencia de Big Ben.

Cuando Roethlisberger regresó, los acarreos de Mendenhall bajaron de 22,3 por partido en las primeras cuatro semanas a 18 en las siguientes cinco. Pero los Steelers se apoyaron más en Mendenhall al final de la temporada y terminó con 1.273 yardas por tierra y 13 touchdowns. En dos partidos de playoffs, ha acarreado el balón 47 veces para 167 yardas y tres anotaciones.

Mendenhall, de 23 años, fue reclutado por los Steelers en la primera ronda del 2008. Pero sufrió una lesión en el hombro que lo dejó fuera de acción luego de cuatro partidos y tuvo que ver desde la banca la victoria de su equipo sobre Arizona en el Super Bowl.

Mendenhall atribuye su éxito corriendo con el balón a la lí­nea ofensiva y a los entrenadores. Contra Nueva York, el tight end Heath Miller fue un bloqueador dominante y el guard Chris Kemoeatu también fue factor con un juego sólido en la lí­nea de golpeo.

"Es un corredor poderoso y sabes que va a tratar de sacar la yarda extra", dijo Foster. "Sabes que si le abres un hueco, va a pasar por ahí­. Es divertido bloquear para él".

FUENTE: Agencia AP