FÚTBOL Fútbol Internacional - 

Los Angeles FC se coronan en la MLS con ayuda de Gareth Bale

Carlos Vela, líder del Los Angeles FC (LAFC) desde su entrada en la MLS en 2018, fue el encargado de levantar el título.

Tras un gol sobre los minutos finales de de Gareth Bale en el tiempo extra, Los Angeles FC vencieron 3-0 en la tanda de penales (3-3 en el tiempo reglamentario) al Philadelphia Union en la final de la MLS y conquistó el primer título de su historia.

El delantero mexicano Carlos Vela, líder del Los Angeles FC (LAFC) desde su entrada en la MLS en 2018, alzó frente a sus aficionados del estadio Banc of California el deseado primer título de clubes de su carrera.

El LAFC, que hospedaba la final por ser el mejor equipo de la fase regular, se adelantó dos veces en el marcador por mediación del estadounidense Kellyn Acosta y el colombiano Jesús Murillo en los minutos 28 y 83.

El Union igualó por mediación del húngaro Dániel Gazdag y el inglés Jack Elliott en el 59 y 85.

En un caótico final del tiempo extra, el arquero canadiense del LAFC Maxime Crépeau se lesionó de gravedad y fue expulsado por una falta fuera del área contra Cory Burke.

Tras la entrada del arquero suplente John McCarthy, Elliott anotó el 2-3 para el Union en el minuto 120+4 desatando el pánico en las gradas angelinas pero solo cuatro minutos después Bale, que había entrado al campo en el tiempo extra, apareció para cabecear a gol y enviar la final a los penales.

El LAFC comenzó la tanda fallando un penalti, obra del español Cristian Tello, pero el arquero John McCarthy se convirtió en el héroe local atajando dos lanzamientos del venezolano José Martínez y al alemán Kai Wagner.

El español Ilie Sánchez convirtió el penal decisivo para el LAFC que desató el júbilo entre sus más de 22.000 espectadores.

El ex del Real Madrid, que no jugaba desde el 2 de octubre, no llegó a lanzar penalti pero fue de nuevo providencial en una final, a menos de tres semanas de que lidere a la selección de Gales en su histórico regreso a una Copa del Mundo.

McCarthy fue el héroe de los penales y acabó siendo reconocido con el premio MVP de la final.