Fútbol Fútbol -  7 de mayo 2022 - 08:34hs

Conoce los magnates estadounidenses que son nuevos dueños del Chelsea

El negocio estadounidense, a través de dos magnates de dicho país, además de un millonario suizo, tomarán al Chelsea tras la venta de Román Abramovich.

Dos hombres de negocios estadounidenses, ya muy implicados en el deporte profesional en su país, y un millonario suizo: ¿quiénes son los nuevos propietarios del Chelsea, cuya compra fue anunciada este sábado?

Todd Boehly

De 48 años, Boehly es la figura de proa del grupo que va a comprar el club londinenses al oligarca ruso Roman Abramovich por unos 5.000 millones de euros (5.270 millones de dólares).

El hombre de negocios, que es diplomado de la London School of Economics, trabajó primero para varios grandes bancos estadounidense, incluido el Citibank, antes de unirse en 2001 a Guggenheim Partners, gigante de servicios financieros, para convertirse después en su presidente.

En 2015, este padre de tres hijos deja Guggenheim Partners para crear Eldridge Industries, presente en la banca, los seguros, la construcción, la tecnología, los medios de comunicación, el deporte o la restauración. En su cartera de activos figuran la revista musical estadounidense Billboard, el catalogo de canciones y derechos musicales de Bruce Springsteen o el Circo del Sol.

Boehly no afronta su primera inversión en el deporte profesional. En 2013, compró la franquicia de béisbol de Los Angeles Dodgers a Frank McCourt, actual propietario del Olympique de Marsella, con otros inversores como Mark Walter, presente también en la oferta de compra del Chelsea, y la antigua leyenda del básquet NBA, Magic Johnson.

Después, entró en el capital del célebre equipo de básquet de Los Angeles Lakers, así como en el equipo profesional estadounidense de básquet femenino de LA Sparks.

Su fortuna personal está estimada según la revista Forbes en 4.500 millones de dólares, lo que le coloca en la 637ª plaza de la clasificación mundial de las más grandes fortunas, establecida en 2022 por la revista estadounidense.

Boehly, que había practicado, cuando era adolescente, la lucha, deporte muy popular en los centros de secundaria en su país, había intentado ya comprar el Chelsea en 2019.

Reparte su vida entre Los Angeles y Connecticut y es desde 2021 el presidente interino de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (Hollywood Foreign Press Association), que otorga cada año los Golden Globes.

Mark Walter

En 2012, Mark Walter, de 61 años, fue el artífice principal de la compra de Los Angeles Dodgers por más de 2.000 millones de dólares.

Nacido en Iowa, este abogado de formación es el gran patrón de Guggenheim Partners, como uno de los fundadores en los años 1990. Este fondo de inversión, presente en los servicios financieros, estima sus activos en 325.000 millones de dólares.

La sociedad está ligada a la célebre familia Guggenheim, encarnación del sueño americano, que hizo fortuna en la industria minera y después en la banca y que dio su nombre a varios museos, como los de Nueva York o Bilbao.

Walter, casado y padre de un hijo, está, según la prensa estadounidense, muy implicado en la defensa del medioambiente.

Su fortuna personal está estimada según la revista Forbes en 3.900 millones de dólares, la 665ª fortuna mundial, según la clasificación establecida en 2022 por la revista estadounidense.

Hansjörg Wyss

A diferencia de sus principales asociados, Wyss, de 86 años, no está todavía presente en el deporte profesional.

Este muy discreto millonario es el más rico de los tres inversores, con una fortuna estimada por Forbes en 5.000 millones de dólares, sinónimo de 552ª plaza en la clasificación mundial establecida por la revista estadounidense.

Diplomado de Harvard, Wyss comenzó en la industria textil, y después trabajó en la del automóvil (Chrysler) y la aeronáutica, antes de crear la filial estadounidense de Synthes, un grupo suizo especializado en el material médico (prótesis, implantes), del que tomará el control, antes de revenderlo en 2012 al gigante estadounidense Johnson & Johnson por 20.000 millones de dólares.

Establecido en Estados Unidos, Wyss está considerado por el diario Blick como "el suizo más influyente del mundo". Como sus asociados, sus lazos con el fútbol son limitados, siendo su deporte preferido el esquí alpino.