MUNDIAL Mundial 2014 -  22 de junio 2014 - 17:15hs

Argentina: fantásticos, chapulines y "Superman"

BELO HORIZONTE (AP). De los "Cuatro Fantásticos" de Argentina, solo a Lionel Messi le calza bien ese mote en la Copa Mundial, al menos por sus goles. Angel Di María, Sergio Agüero y Gonzalo Higuaín se parecen más bien al Chapulín Colorado: buscan superar los defectos y sobreponerse a sus problemas.

Messi sería algo así como Superman al dar a los argentinos sus seis puntos en dos partidos, mientras que Di María, Agüero e Higuaín hasta ahora son jóvenes empeñosos que conforman un trío "más ágil que una tortuga, más fuerte que un ratón, más noble que una lechuga", como se presenta el Chapulín en sus programas.

"¡No contaban con mi astucia!", una frase del Chapulín, es la que parece desempolvar Messi cuando las papas queman en el horno argentino, y la "Pulga" del Barcelona aparece a lo Clark Kent con su capa y un escudo en el que no figura la S de Superman sino la Z de su zurda.

Y así, mientras Superman castigó con deliciosos zurdazos a Bosnia con un gol (2-1) en el debut en Río de Janeiro, y a Irán con otro (1-0) el domingo en Belo Horizonte, los "Chapulines" podrían estar encarnados en la frase: "¡Oh! Y ahora, ¿quién podrá defendernos?".

Calma, qué ya llega esa ayuda: se perfila el vuelo de Zuperman Messi, cuatro veces seguidas elegido el mejor jugador del mundo y que acude en auxilio de los "Chapulines" y de todo el equipo de Argentina, que atrás también tiene una figura de película como Sergio "Batman" Romero.

Messi (Barcelona), Agüero (Manchester City), Higuaín (Napoli) y Di María (Real Madrid), en este último caso con la obligación de auxiliar a los defensores, plasmaron un cuarteto que sería la envidia de cualquier equipo del planeta, pero que en Brasil no vienen rindiendo lo esperado como en ese rol, salvo la "Pulga" en lo individual.

"Leo siempre aparece en los momentos que ninguno aparece, pero creo que todos vamos a empezar a crecer en nuestro nivel", destacó Di María en una reunión de prensa el domingo. "Todos queremos seguir mejorando y ayudarlo a él para que las cosas sean un poco más fácil".

En sus dos partidos, en los que Argentina tomó más recaudos que riesgos, ese cuarteto casi no se hizo ver en lo colectivo y tampoco se destacaron Agüero, Di María e Higuaín, además de carecer de rebeldía para escapar del aliento en la nuca de los iraníes.

Argentina ganó sus dos partidos y Messi, además de los dos golazos, generó el primero ante Bosnia con un tiro libre que terminó en un gol en contra. Pero el futuro de la Albiceleste es difuso: necesita una grúa para levantar su nivel, y para adjudicarse el Grupo F no puede perder el miércoles en Porto Alegre con Nigeria, el único que podría arrebatarle el liderazgo.

Si ello ocurre, el equipo de Messi jugaría en octavos de final con un equipo fuerte que podría ser Francia, en lugar de chocar con otro de menor fuste que saldría de entre Ecuador, Suiza y Honduras.

FUENTE: VICENTE L. PANETTA (Associated Press)