MUNDIAL Mundial 2014 -  7 de julio 2014 - 17:39hs

Desafío de sorpresas entre Sabella y Van Gaal

BELO HORIZONTE (AP). Con cambios inesperados, Alejandro Sabella y Louis Van Gaal fueron autores intelectuales del pase a semifinales de Argentina y Holanda en la Copa Mundial. ¿Con qué podrían salirse ambos técnicos para ese encuentro del miércoles?

Sabella y Van Gaal jugaron recién su mejor partido como técnicos en este torneo, moviendo con maestría las piezas de sus equipos y evitaron que la historia los dejara a la deriva y mal parados. Sorpresivos cambios tácticos le dieron la victoria 1-0 a Argentina sobre Bélgica y a Holanda ante Costa Rica en los penales tras un empate sin goles, en sus duelos anteriores de cuartos de final.

No cualquiera barre con dos titulares tras cuatro victorias seguidas como hizo Sabella, ni mucho menos saca a un arquero inamovible para poner a un suplente antes de la tanda de penales como se le ocurrió a Van Gaal.

¿Se animarán otra vez Sabella y Van Gaal a desafiar la órbita de lo previsible?

Todo parece indicar que sí, ya que antecedentes en tal sentido no les faltan.

Pese a cuatro triunfos seguidos, Sabella intuyó que el equipo venía en picada suave y movió las piezas exactas para evitar la catástrofe. Entonces, despachó al banco al defensor Federico Fernández y al centrocampista Fernando Gago y le dio vida a Martín Demichelis y Lucas Biglia, dos caras nuevas que fueron fieles guardaespaldas de Lionel Messi.

Además, el mejor cambio que hizo Sabella fue el que no hizo: Confirmó a Gonzalo Higuaín desde al arranque, pese a que casi toda Argentina pedía su cabeza, y el "Pipita" del Napoli le agradeció con el gol ante Bélgica, su primero en Brasil y quinto en dos Mundiales.

Van Gaal, por su parte, realizó una jugada táctica inédita en una Copa del Mundo cuando a un minuto de ir a los penales ante los ticos hizo entrar al portero suplente Tim Krul por el titular Jasper Cillessen.

Y esa jugada le salió más que bien, ya que Krul contuvo dos penales y además adivinó la dirección de los tres que sí metió la selección centroamericana.

"Antes de subir al autobús, Frans Hoek (entrenador de arquero) me dijo que si el partido iba a penales y quedaba una sustitución, entraría a la cancha para jugar la definición", relató después Krul en conferencia de prensa. "Lo único que me pidió es que no se lo contara a mi compañero para no desconcentrarle".

Más allá de que lo que definen los jugadores, aplausos para Van Gaal en una Holanda que arrastraba una historia nefasta en este tipo de definiciones —las derrotas en dos semifinales de Eurocopa (1992 y 2000) y la de Francia 1998 ante Brasil. Y aplausos para Sabella en una Argentina que accedió por primera vez a esa instancia desde Italia 1990.

FUENTE: VICENTE L. PANETTA (The Associated Press)