MUNDIAL Mundial 2014 -  2 de julio 2014 - 10:42hs

Con un Mundial sin africanos, llega la hora de los lamentos

África había colocado por primera vez en la historia a dos equipos en octavos de final, Nigeria y Argelia, pero ambos fueron eliminados el lunes tras perder contra Francia y Alemania, acabando con el sueño de alcanzar las semifinales.

Los otros tres representantes del continente, Camerún, Ghana y Costa de Marfil, ni siquiera superaron la fase de grupos y acapararon más portadas por los problemas extradeportivos que por los méritos en la cancha.

Por lo tanto, en Brasil-2014 no se superará la mejor clasificación africana en un Mundial, los cuartos de final que alcanzaron Camerún en 1990, Senegal en 2002 y Ghana en 2010.

- Amargo adiós de Argelia y Nigeria -

Argelia alcanzó los octavos por primera vez en su historia y, para sorpresa de todos, forzaron la prórroga ante la todopoderosa Alemania. Aún más, en el primer tiempo el portero Manuel Neuer tuvo que apagar el incendio provocado por los delanteros magrebíes en la defensa germana.

Sólo en la prolongación, tras el 0-0 de los primeros 90 minutos, Thomas Müller y su equipo hicieron valer su jerarquía y con los tantos de André Schürrle (92') y Mesut Özil (119') lograron el pase, ya que Abdelmoumene Djabou redujo distancias demasiado tarde (120+1').

Nigeria no pudo llevar a la prórroga a Francia, pero los Bleus sólo pudieron acabar con la defensa africana en el tramo final, gracias a un cabezazo de Paul Pogba (minuto 79') y a un tanto del defensa Joseph Yobo en propia puerta (90+1').

El seleccionador Stephen Keshi calificó de "vergüenza" el arbitraje del estadounidense Mark Geiger, que no concedió un gol a los africanos en la primera parte por fuera de juego y por no expulsar a Blaise Matuidi por una durísima entrada a Ogenyi Onazi, que tuvo que retirarse del campo en camilla.

- Recurrente problema de primas -

Por desacuerdo en los premios a cobrar, Camerún llegó a Brasil 24 horas después de lo previsto y tras una huelga de los jugadores a entrenarse. En 2002, los Leones Indomables ya realizaron cinco días de paro hasta que llegaron a un acuerdo económico con los dirigentes del país.

Las Estrellas Negras de Ghana tuvieron el mismo problema y también se negaron a entrenar un día, hasta que las autoridades de Accra enviaron a Brasil un avión con tres millones de dólares, en efectivo, para pagar a los jugadores.

Tampoco los nigerianos se libraron de este problema y, según explicó Keshi, los jugadores se enfrascaron tanto en las negociaciones que se "olvidaron" un día de entrenar.

Costa de Marfil se quedó fuera del Mundial con un penal en el descuento en el último partido ante Grecia, pero al menos, no dieron que hablar fuera de la cancha.

- Peleas y expulsados -

En la derrota contra Croacia del 18 de junio (4-0), dos jugadores cameruneses se pelearon entre ellos dentro de la cancha y Benoit Assou-Ekotto propinó un cabezazo a Benjamin Moukandjo... Poco antes de ese incidente, Alexandre Song fue expulsado por dar un puñetazo por la espalda a un croata, que le valió posteriormente una sanción de tres partidos.

Ghana, horas antes de su último partido de la fase de grupos contra Portugal, anunció la expulsión de la concentración de dos de sus estrellas, Kevin-Prince Boateng, por haber insultado al seleccionador Kwesi Appiah, y Sulley Muntari por golpear a un miembro de la federación de su país en el transcurso de una reunión sobre... primas.

- Acusaciones de partidos amañados -

La Federación Camerunesa de Fútbol (Fecafoot) anunció el lunes la apertura de una investigación sobre unas "acusaciones de fraude" en los partidos de su equipo en el Mundial de Brasil, sobre todo en el Croacia-Camerún (4-0). El comunicado retoma la expresión "manzanas podridas" utilizada por el semanario alemán Der Spiegel, el que destapó el caso de supuesto fraude en ese encuentro, sobre todo por el gran número de apuestas a favor de una expulsión por parte africana. Y el camerunés Alexandre Song fue expulsado tras dar un puñetazo en la espalda a Mario Mandzukic.

FUENTE: AFP