Baloncesto NBA -  9 de septiembre 2021 - 16:56hs

NBA: La Clase 2021 del Salón de la Fama

La celebración de la edición de NBA 2021 del Naismith Memorial Basketball Hall of Fame tendrá lugar este sábado 11 de septiembre.

La introducción al salón de la fama de la NBA de algunas leyendas como Ben Wallace, Paul Pierce o Chris Bosh, entre muchos otros. Son muchos los detalles de una clase que guarda a varios nombres que escribieron una gran historia en la competición y en el deporte.

Sin competiciones en activo durante este momento del año, toda la atención del mundo del básquet norteamericano y, en especial el relativo a la NBA, se concentrará en la localidad de Springfield (Massachusetts) durante todo el fin de semana.

Para esta Clase 2021 del Salón de la Fama habrá un amplio número de integrantes con pasado en la NBA que dejaron su huella de un modo u otro.

A continuación algunos de los integrantes que serán inmortalizados este fin de semana en el Salón de la Fama de la NBA.

Toni Kukoc

Toni Kukoc representó un tipo de jugador inédito hasta el momento. Con la estatura típica de un pivote (2,08), pero con el control y la técnica de un exterior, el croata se forjó una reputación de fiero competidor, un anotador imposible de contener y alguien con una creatividad sin límites. Antes siquiera de poner un pie en la NBA ya había conquistado el mundo, siendo MVP del Eurobasket de 1991, del Mundial de 1990 y ganador en tres ocasiones del galardón de la antigua Copa de Europa (1990, 1991 y 1993). En su desembarco a la liga en los Bulls aportaría justo aquello que más necesitaba el equipo de Phil Jackson, como eran puntos y capacidad de crear desde el pase, siendo vital en la consecución de la segunda trilogía.

Chris Webber

Chris Webber fue el enlace perfecto entre el siglo XX y el XXI, un ala pivote anotador y con una variedad de recursos al poste bajo que lo hizo un imprescindible allí donde estuvo en todo momento. El interior tenía todo en su mano para alcanzar el éxito, pues contaba con físico, talento e inteligencia, pero diferentes circunstancias deportivas lo privaron de ello. En Sacramento Kings alcanzaría su punto más alto de carrera, siendo 4 veces All-Star y recibiendo 5 nominaciones a los equipos All-NBA.

Chris Bosh

Jugador quien pese a su falta de galardones individuales o estadísticas dejó un importante profundo en sus 13 años de carrera. La trayectoria del texano se puede dividir perfectamente en dos, primero la fase de explosión individual como líder en los Raptors, creciendo y volviéndose cada vez más determinante; y segundo en Miami Heat, como el escudero perfecto de LeBron James y Dwyane Wade, asumiendo un rol menor como espaciador para impulsar a que el equipo pudiera vencer.

Paul Pierce

Un alero clásico y uno de los mejores anotadores que ha visto la NBA en época reciente, atesorando más de 26.000 puntos en toda su trayectoria. Con un fantástico juego de pies que lo hizo dominar la media distancia y el poste bajo como pocos en ese momento, el californiano se erigió como la principal referencia de unos Celtics huérfanos de un líder desde la marcha de Larry Bird. Su lealtad al conjunto verde queda patente tan solo echando un vistazo a las 15 temporadas que pasó en Boston, siendo alguien clave en el arribo de Kevin Garnett y Ray Allen en 2007, justo para ganar el campeonato.

Ben Wallace

La entrada de Ben Wallace en el Salón de la Fama lo hace único por varios motivos.

Lo de Ben Wallace supone al primer y único jugador en época moderna (1985 en adelante) en ser introducido al Salón de la Fama siendo undrafted. Esto tiene especial relevancia puesto que el Draft es la principal fuente de entrada de talento a la NBA, el evento donde se reúnen los jugadores con mayor proyección y que han sido seguidos más de cerca en sus etapas previas.

Ben Wallace fue un defensor sinigual, uno de los que mejor se adaptó a las necesidades de la competición a comienzos del siglo XXI. Nombrarlo era sinónimo de tapón, llegando a tener la tercera marca más alta de tapas en una sola temporada desde el 2000 con 278, y superando las 200 en 3 ocasiones. Es por ello que Ben Wallace, el mítico pivote de los Pistons fue capaz de atesorar cuatro premios al Mejor defensor en cinco años.

Ben Wallace Wallace, quien cumplirá 47 años el viernes, se mantuvo bien. Sus 10.482 rebotes en 16 temporadas superaron a cualquiera de los reclutados. Jugó más partidos que Iverson, bloqueó más tiros que O'Neal y tuvo más robos que Nash.

Ben Wallace en 2002 se unió a Kareem Abdul-Jabbar, Bill Walton y Hakeem Olajuwon como los únicos jugadores que lideraron la NBA en rebotes y bloqueos en la misma temporada (desde que lo hizo Dwight Howard también) . Él y Dikembe Mutombo son los únicos cuatro veces ganadores del premio al Jugador Defensivo del Año.

La inclusión de Wallace al Salón de la Fama que se dará entre el 10 y el 11 de Septiembre es un tributo a su trabajo en las trincheras, su rebote, bloqueo de tiros y defensa, los premios que recogió en el camino y, sobre todo, el liderazgo y empuje que aportó a los grandes Detroit Pistons de la década de 2000.

"Un Salón de la Fama Único", así lo titulan en la NBA.

FUENTE: NBA